Calorías del pan

100 gramos de pan blanco aportan alrededor de 290 calorías, mientras que la misma cantidad de pan integral contiene unas 240 calorías
27 de julio de 2013
Etiquetas,  
pan calorias

La mala fama del pan no está justificada: consumido con moderación, no aporta muchas calorías | Antonio F.

El pan ha cobrado tal importancia a lo largo de la historia que diversas culturas lo consideran sinónimo de alimento. Años atrás, se extendió entre la población el mito de que el pan engorda o influye en el aumento del volumen ponderal. Ateniéndonos a la leyenda urbana que afirma que, para adelgazar o mantener la línea, el pan “se mira pero no se toca”, cualquiera se atrevería a hincarle el diente a una rebanada de bagette recién hecha.

Si hay algo que me inquieta y preocupa son los bulos y falacias que giran en torno a la nutrición y, en concreto, a la mala fama que persigue al pan. Recientes estudios constatan que el consumo de pan en dietas hipocalóricas no solo no interfiere en la pérdida de peso, sino que facilita su cumplimiento y reduce el riesgo de abandono.

El pan es una importante y necesaria fuente de hidratos de carbono, fibra, minerales y vitaminas

Toda una vida creyendo que el pan es el enemigo del cuerpo diez, y ahora resulta ser mucho menos calórico que las alternativas que usamos con frecuencia. ¿No será que lo que realmente engorda es lo que va entre rebanada y rebanada? 100 gramos de pan blanco aportan alrededor de 290 calorías, mientras que la misma cantidad de pan integral contiene unas 240 calorías. Provienen, en su mayor parte, de hidratos de carbono, pues el porcentaje de grasa sería ínfimo.

No es pura coincidencia que la obesidad se haya disparado en la época en la que disminuye de manera notable el consumo de pan, el cual hemos reemplazado por productos ricos en grasas y azúcar refinado. Os recordamos que la ingesta calórica total procedente de los hidratos de carbono representa más del 60%. El pan ayudaría a equilibrar el porcentaje de glúcidos que necesitamos a diario, los cuales se suelen alcanzar por el consumo excesivo de proteínas y grasas.

Que el pan engorda es una mentira como una catedral. Consumido con moderación, constituye una importante fuente de hidratos de carbono, fibra, minerales y vitaminas de la que no es necesario prescindir o privarse para controlar el peso corporal.

En Muy en forma | Pan para hoy, colesterol ‘bueno’ para mañana

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.