Calorías de las judías verdes

Las judías verdes se consideran auténticas aliadas de las dietas de adelgazamiento. Son bajas en calorías (aportan menos de 30 por cada 100 gramos), sacian el apetito y ayudan a combatir la retención de líquidos. Contienen vitamina C y provitamina A, ambas con actividad antioxidante, además de ácido fólico, potasio y calcio
22 de Diciembre de 2015
Etiquetas
calorías de las judías verdes

Las judías verdes son bajas en calorías y ricas en vitaminas y minerales | Muyenforma.com

Las judías verdes son una excelente opción para cuidar la línea o controlar el peso corporal. Con menos de 30 calorías por cada 100 gramos, constituyen un alimento más que compatible con las dietas de adelgazamiento. Forman parte de la familia de las leguminosas y tienen un sabor agradable y ligeramente dulce.

Su nombre científico es Phaseolus vulgaris, pero popularmente se conocen como ejotes, chauchas, habichuelas o vainicas. El cultivo de esta legumbre se remonta al quinto milenio antes de Cristo, pero no empezarían a consumirse como verdura hasta bien entrado el siglo XIX.

Las judías verdes, aliadas para adelgazar y bajar de peso

¿A qué no imaginabas que el aporte calórico de las judías verdes fuese tan bajo? Pues lo es. Tomar una ración de judías verdes cocidas de unos 250 gramos supone ingerir solo 75 calorías; una guarnición de 150 gramos de judías verdes aportaría apenas 45 calorías. Por lo tanto, podríamos comerlas en abundancia o en mayor cantidad que otras variedades de legumbres.

El escaso valor calórico de las judías verdes hace que su consumo sea recomendable cuando se quiere perder peso o bajar los kilos de más. Resultan idóneas para adelgazar por su condición de alimento bajo en calorías, su reducido contenido en grasa y su riqueza en fibra dietética.

Aparte de producir sensación de saciedad, las judías verdes o vainitas favorecen la diuresis o la eliminación de líquidos del organismo. Con el incremento del flujo de orina no solo se eliminan líquidos, sino también toxinas o sustancias de desecho (ácido úrico, urea…). Así pues, tienen un efecto depurativo y diurético beneficioso para la pérdida de peso.

Propiedades y beneficios para la salud

Las judías verdes no solo son adecuadas para mantener el peso a raya, sino que, además, albergan nutrientes esenciales para el buen funcionamiento del organismo. Están compuestas mayoritariamente por agua, a la que siguen los hidratos de carbono y las proteínas, en pequeña cantidad.

Son ricas en potasio y calcio, y en menor proporción aportan fósforo, yodo, calcio y magnesio, aunque estos dos últimos minerales son de peor aprovechamiento que los que proceden de alimentos de origen animal. Cabe señalar también que se trata de una legumbre, considerada verdura, muy pobre en sodio.

Contienen ácido fólico, riboflavina (vitamina B2) y piridoxina (vitamina B6), así como vitamina C y betacaroteno (provitamina A), las cuales le confieren propiedades antioxidantes que podrían ayudar a prevenir enfermedades cardiovasculares y degenerativas, e incluso el cáncer.

La fibra le otorga una acción laxante útil para evitar o mejorar el estreñimiento, y contribuye al descenso de las tasas de colesterol en sangre. Además de regular el tránsito intestinal, puede reducir los niveles de azúcar en sangre, por lo que el consumo de judías verdes beneficiaría a aquellas personas que sufren diabetes e hipercolesterolemia.

Recetas con judías verdes

¿Y qué platos puedo preparar con judías verdes? Las posibilidades son casi infinitas. Antes de encender los fogones para cocinar las vainas, hay que quitarles las puntas y los hilos laterales. Para aprovechar todos sus nutrientes, deberíamos hacerlas al vapor durante 5-7 minutos.

Con las judías verdes cocidas, un par de patatas cocidas y unas virutas de jamón cocido podrás preparar una sabrosa ensalada templada y aliñarla con una salsa de yogur, una elaboración sana y baja en calorías. Otra opción consiste en rehogar las judías con ajos tiernos y pimientos. ¿Y qué te parece la idea de incorporar las judías a un revuelto de verduras? Prueba simplemente a tomarlas con salsa de tomate o a la vinagreta y te aseguro que te relamerás un buen rato. ¡Deliciosas!

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.