Calorías de la coliflor

La coliflor aporta menos de 25 calorías por cada 100 gramos. Se considera ideal para quienes siguen dietas de adelgazamiento, ya que sacia el apetito y retrasa la sensación de hambre. Es rica en fibra, fósforo, potasio, vitamina C y vitamina B9 o ácido fólico
3 de Febrero de 2016
Etiquetas,  
calorías de la coliflor

La coliflor, muy baja en calorías y repleta de propiedades medicinales y curativas | Jimmy B. (CC by 2-0, Flickr)

Su nombre científico es Brassica oleracea botrytis, pero es más conocida como coliflor. ¿Quieres saber cuántas calorías tiene la coliflor? ¿Desconoces para qué es buena la coliflor? Esta humilde hortaliza presenta un bajo contenido calórico: aporta aproximadamente 23 calorías por cada 100 gramos.

Por poner un ejemplo, para que lo veas todavía más claro, las calorías de una ración (275 gramos) de coliflor hervida o cocida serían alrededor de 64. Su bajo aporte energético y su elevado porcentaje de agua la convierten en una aliada de las dietas de adelgazamiento o control de peso.

Propiedades nutricionales

Como miembro de la familia de las Crucíferas que es, la coliflor contiene vitamina C y ácido cítrico, el cual potencia los efectos antioxidantes de dicha vitamina. También es una fuente de fibra dietética, potasio, fósforo y vitamina B9 o ácido fólico.

En menores cantidades, ofrece otras vitaminas del grupo B (tiamina, riboflavina, niacina…), hierro, magnesio y calcio, aunque hay que tener en cuenta que estos minerales son de peor aprovechamiento que los que proceden de alimentos de origen animal.

Beneficios para la salud

La coliflor es rica en potasio y baja en sodio, por lo que su consumo no solo beneficia a las personas que presentan sobrepeso, sino también a las que padecen hipertensión, hiperuricemia, gota, oliguria, cálculos renales y retención de líquidos en general.

Posee acción diurética, es decir, aumenta el flujo urinario y contribuye a que se elimine el exceso de líquidos que se acumula en el organismo y las sustancias de desecho disueltas en la orina (ácido úrico, urea…). Además de favorecer la diuresis, la coliflor puede ayudar a mejorar el tránsito intestinal y a prevenir o combatir el estreñimiento, puesto que la fibra abunda en su composición. Asimismo, dicha sustancia ayuda a reducir las tasas de colesterol y los niveles de glucosa en sangre.

Pero si por algo destaca la coliflor es por su contenido en compuestos de azufre con capacidad antioxidante. Los antioxidantes bloquean o anulan la acción dañina de los radicales libres y ejercen un papel protector frente a las enfermedades cardiovasculares y degenerativas y el cáncer.

Recetas con coliflor

Los pasos a seguir para limpiar la coliflor correctamente son: cortar la base, arrancar las hojas, separa los ramilletes del tallo y lavarlos. Una vez limpia, podemos consumir la coliflor cruda o cocinarla y elaborar con ella diversos platos. Para que su potente aroma no afecte al sabor al cocer la coliflor conviene dejar la cazuela destapada.

Se puede preparar al vapor, hervida, asada, frita o gratinada. Además de servir como acompañamiento de pescados, arroces y legumbres, dicha hortaliza puede constituir platos tan nutritivos y apetecibles como la crema de coliflor o la coliflor en salsa de queso.

La coliflor con bechamel es todo un clásico y la coliflor con refrito de ajos y pimentón resulta muy sabrosa, pero estas no son las únicas propuestas que vamos a ofrecerte. Si deseas sorprender a tu paladar y el de tus comensales, apuesta por las siguientes recomendaciones: pudín de coliflor, coliflor al curry, tortilla de coliflor, vichyssoise de coliflor, crema de coliflor y sopa de coliflor.

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.