Calabacines rellenos de quinoa

Los calabacines rellenos de quinoa aportan proteínas de alto valor biológico e hidratos de carbono complejos. Se trata de una receta saludable ideal para los primeros coletazos del otoño
30 de septiembre de 2012
Etiquetas,  
calabacines rellenos quinoa receta

Calabacines rellenos de quinoa, una receta saludable y nutritiva | Raquel C.

En pleno otoño y con el invierno a la vuelta de la esquina, apetece mucho más encender los fogones y preparar platos de cuchara contundentes para reponer fuerzas. Atrás quedan las ensaladas y los platos veraniegos que hemos saboreado a orillas del mar, pero no por ello les restaremos protagonismo a las verduras. Para empezar a templar el cuerpo y sacarle partido a los productos de temporada, vamos a elaborar unos deliciosos calabacines rellenos de quinoa.

Ingredientes

Un calabacín de tamaño normal, una cebolla pequeña, medio pimiento rojo, unas dos cucharadas de guisantes en conserva, cuatro cucharadas de quinoa cruda, una cucharada de aceite, un trozo de queso fresco, sal, semillas de chía y especias al gusto.

Preparación

Primero procederemos a lavar bien los calabacines con agua, sin retirarle la piel ni la pulpa. Los llevaremos a hervir en una olla durante unos 5 o 10 minutos hasta que estén tiernos. No tenemos ninguna objeción si en lugar de cocerlos en agua prefieres hacerlos al vapor. Una vez listos, los retiramos del fuego y dejamos que enfríen por completo.

Después, pasamos a cortar la cebolla en cubos y añadirla a una sartén impregnada con la cucharada de aceite junto al pimiento y la quinoa. Incorporamos sal y algunas especias y cubrimos con agua. Conviene ir agregando líquido si vemos que la quinoa aún no está cocida.

Cuando el agua se haya evaporado y la quinoa esté tierna, será el momento de añadir los guisantes en conserva y saltearlos con el resto de ingredientes. El siguiente paso es cortar el calabacín longitudinalmente y vaciarlo con la ayuda de una cuchara para introducir el relleno a base de quinoa.

Por último, colocaremos encima una loncha de queso tierno y los gratinaremos unos 8 minutos para que cojan temperatura y el queso se funda. Antes de servir, les añadiremos las semillas de chía.

Como cualquier otro plato de verduras, aporta hidratos complejos, vitaminas, minerales y fibra. También cuenta con proteínas de calidad que derivan del queso y la quinoa.

La quinoa, el tesoro olvidado de los incas, proporciona todos los aminoácidos que nuestro cuerpo necesita y destaca por su alto contenido en hierro. A todo esto hay que sumar su bajo aporte calórico, siendo recomendable tanto en dietas de adelgazamiento como en épocas de crecimiento muscular.

En Muy en forma | La quinoa, un pseudocereal con grandes propiedades nutritivas

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.