Bizcocho de yogur

Te damos las pautas básicas para hornear este bizcocho de yogur e incluimos algunas variaciones para que sea lo más saludable y sano posible
16 de marzo de 2015
Etiquetas,  
bizcocho de yogur

Bizcocho de yogur, la receta con ingredientes saludables y nutritivos | Christophe S.

Si hay un pastel ideal para el desayuno y la merienda ese es sin duda el bizcocho tradicional. Es fácil sucumbir a la bollería industrial o vaciar el bote de las galletas cuando apenas se tiene tiempo para comer algo rápido y sencillo antes de salir a trabajar. Pero el auténtico número uno de la repostería en la mayoría de hogares es el bizcocho casero, un postre que suele gustar a todo el mundo y que admite diversas variantes.

¿Aún no te atreves con tu primer bizcocho? Existen muy pocos dulces tan económicos, fáciles de preparar y con un sabor tan auténtico como el bizcocho de yogur de toda la vida. El bizcocho con las medidas de los vasitos de yogur, también conocido como “bizcocho 1-2-3”, es todo un clásico, así que no somos ni seremos los únicos en hacerlo una y otra vez y saborearlo hasta la saciedad.

Desconocemos si será por su esponjosidad, sabor, aroma o escasa complejidad, pero la receta del bizcocho de yogur ha pasado de mano en mano durante generaciones. Puedes tomar esta versión como bizcocho base y luego ir introduciendo variaciones o matices según tus gustos personales para conseguir un resultado aún más delicioso.

Ingredientes

  • 1 yogur desnatado natural (125 gramos)
  • 1 medida de yogur de aceite de girasol (100 gramos)
  • 1 sobre de levadura química o impulsor
  • 2 medidas de yogur de azúcar moreno (200 gramos)
  • 3 medidas de yogur de harina integral (220 gramos)
  • 3 huevos talla L
  • Ralladura de limón
bizcocho de yogur receta

Utiliza como medida de referencia el envase del yogur | Julia B.

Preparación

Precalienta el horno a 180 °C. Engrasa y enharina o forra el molde que elijas para el bizcocho con papel de horno. Reserva. Echa el yogur en un recipiente y toma el envase como medida de referencia. Casca los huevos en un bol, añade los dos vasitos o medidas de azúcar moreno y bátelos durante 5 minutos con una batidora de varillas.

Incorpora el yogur y la medida de aceite y continúa batiendo. Ralla encima la corteza de limón. Tamiza la harina junto a la levadura sobre la masa y mezcla bien. Y ya por último, vierte la masa en el molde y hornea el bizcocho a 180 °C durante 35 minutos o hasta que pinches el centro con un palillo y este salga limpio. El tiempo es aproximado y casi siempre depende del horno, así que todo es cuestión de comprobar cuándo está listo.

Retira el bizcocho del horno y deja enfriar sobre una rejilla metálica antes de desmoldar.

Propiedades saludables

Aunque no deja de ser un pastel con alto contenido calórico, este bizcocho tiene la ventaja de llevar yogur desnatado natural sin azúcares añadidos. Desde el punto de vista nutricional, el yogur es un alimento óptimo para mantener la flora intestinal sana. Se trata de un producto rico en proteínas de alto valor biológico que nos aporta calcio, magnesio y potasio, entre otros minerales, así como vitaminas del complejo B.

También está elaborado con harina integral, mucho más rica en fibra y ácidos grasos esenciales que la harina blanca refinada. La harina integral no contiene muchos menos calorías que la blanca, pero es digerida lentamente y produce una sensación de saciedad más prolongada. Como no posee un alto índice glucémico, tampoco genera picos de insulina en sangre.

En Muy en forma | Bizcocho de naranja y Bizcocho de calabaza

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.