Bizcocho de naranja

Prueba esta receta de bizcocho casero de naranja hecho con ingredientes sanos y naturales
25 de noviembre de 2014
Etiquetas,  
bizcocho naranja

Bizcocho de naranja, una receta saludable y nutritiva | Toshiyuki I.

Además de ser baja en calorías y rica en vitamina C, la naranja ha logrado tener una gran presencia en la cocina internacional. Esta fruta tan arraigada en nuestra cultura gastronómica sirve como acompañamiento de multitud de platos, y también se emplea para hacer batidos, helados, salsas, tartas, bizcochos, pasteles y rellenos de productos de pastelería y repostería.

Como está cargada de antioxidantes, la naranja posee la fama de rejuvenecer y desempeña un papel protector contra las enfermedades degenerativas. Para cargar las pilas de nuestro sistema inmunológico y prevenir resfriados e infecciones menores, solemos tomar un zumo de naranja natural en el desayuno o en la merienda. Pero cuando comienza la temporada de este fruto cítrico y llegan invitados a casa por sorpresa, recurrimos a un clásico entre los clásicos que nunca falla: un bizcocho de naranja. Jugoso, sano, nutritivo, fácil de elaborar y asequible a todos los bolsillos, el bizcocho invita a prepararlo sin que haya celebración de por medio. Tiene poco misterio y muchísimo sabor.

Ingredientes

  • 1 naranja de zumo
  • 250 gramos de azúcar moreno (o el equivalente de stevia)
  • 3 huevos
  • 15 gramos de levadura química de repostería
  • 100 gramos de aceite de oliva suave
  • 250 gramos de harina integral
  • 1 yogur natural cremoso (sin azúcar añadido)
  • Una pizca de sal

Preparación

Antes de empezar a preparar la masa del bizcocho, precalienta el horno a 180 °C con calor arriba y abajo. Lava y trocea la naranja en cuartos y ponla en un bol amplio. Incorpora los tres huevos, el aceite, el azúcar y el yogur, y tritura lo mejor posible con una batidora. Es importante mezclar bien para conseguir una mayor esponjosidad. Para potenciar el sabor a cítricos, puedes añadir también ralladura de limón.

El siguiente paso es tamizar la harina y la levadura con la ayuda de un colador (con el fin de que entre aire en la masa) y agregarlas a la mezcla anterior. Aunque parezca una tontería, añadir un pellizco de sal es una de las claves para que el sabor del bizcocho sea inmejorable.

Luego mezclaremos todos los ingredientes con movimientos suaves y envolventes usando una cuchara o una espátula. Ya por último solo resta engrasar el molde elegido, evitando que se pegue, verter la masa de bizcocho (sin sobrepasar la mitad del molde) y hornear durante unos 40 minutos. El truco del palillo es infalible: si sale limpio (sin restos de masa) el bizcocho estará en su punto. Deja enfriar y luego desmolda con cuidado.

Si quieres adornar el bizcocho y dar pistas de lo que lleva en su interior, decóralo con rodajas finas de naranja, piel de naranja confitada o mermelada de naranja.

Este saludable bizcocho de naranja es ideal para compartir una de esas tardes invernales con una taza caliente de té o de café. Cuando tengas un antojo de dulce, puedes poner en práctica esta receta y disfrutar del delicioso aroma de naranja que inundará cada rincón de tu hogar. Hará las delicias de los peques y también de los adultos.

En Muy en forma | Magdalenas caseras

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.