Bikram Yoga, entrena tu cuerpo y fortalece tu mente

12 de mayo de 2012
Etiquetas

Bikram Yoga

Existen múltiples propuestas para ponerse en forma y, sobre todo, para alcanzar el equilibrio entre entre el cuerpo y el espíritu. Una de ellas es el Bikram Yoga, también conocida como hot yoga, actividad que se ha hecho muy popular en los últimos años. Es una técnica originaria de India, que, a grandes rasgos, consiste en realizar ejercicios posturales y respiratorios durante aproximadamente una hora y media, con el hándicap de que se practica en un espacio con temperaturas que rozan los 40 grados, con una humedad en torno al 50%.

Debe su nombre a su creador, Bikram Choudhury, quien desde muy joven estuvo empeñado en demostrar que el yoga regenera los tejidos y cura enfermedades crónicas. Lo cual le llevó a desarrollar su propio sistema combinando la medicina oriental con la occidental, y a perfeccionarlo con los años con el objetivo de que fuera apto para cualquier edad y nivel físico. El Bikram Yoga se perfila como un deporte integral y ha tenido una gran acogida en nuestro país, desde que se instauró la primera escuela oficial allá por el año 2003.

Pero ¿cuáles son los beneficios del Bikram Yoga? En comparación con otras disciplinas, en el Bikram los resultados son visibles rápidamente. La combinación del calor ambiental y la secuencia de movimientos proporciona una serie de ventajas para nuestra salud. La práctica regular de esta modalidad de yoga estimula los órganos del sistema inmunológico, fortalece el corazón y ayuda a eliminar toxinas. Una sesión de Bikram está conformada por 26 posturas fijas –o asanas– y dos ejercicios de respiración.

Además de mejorar la flexibilidad y fortalecer las articulaciones, estimula los distintos sistemas del organismo, entre ellos el nervioso, circulatorio y el digestivo. Las altas temperaturas contribuyen a evitar lesiones y a mejorar el estado de nuestra piel, ya que nos deshacemos de las impurezas a través del sudor. Las posturas han de realizarse en riguroso orden y con una precisión casi milimétrica, sin descuidar la concentración y la respiración.

Esta terapia no sólo nos permite sentirnos más sanos físicamente, sino que también tiene en cuenta nuestro bienestar mental. Incrementa la sensación de paz y relajación interior, por lo que es aconsejable para encarar el proceso de envejecimiento. Aunque como ya hemos comentado, cualquier persona puede practicarlo sin restricciones de edad ni condición física. El único requisito es tener ganas y estar motivado, dado que el equipo se reduce a un bañador, una toalla y una botella de agua para hidratarse.

Fotografía | RON

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.