Berenjenas gratinadas

Te enseñamos la receta para preparar unas berenjenas gratinadas con muy pocas calorías y todo el sabor que caracteriza al plato. Bastan muy pocos ingredientes y solo unos 30 minutos de cocción
5 de julio de 2012
Etiquetas
Berenjenas gratinadas receta

Berenjenas gratinadas, una receta saludable y muy nutritiva | Jesús P.

Quizás notes que en tu dieta abundan las proteínas de origen animal y escasean las verduras e hidratos de carbono. Por eso, queremos darte ideas para que no falten en el plato alimentos ricos en antioxidantes naturales, la fuente de la eterna juventud. Parece sumamente difícil que una receta etiquetada como ligera o light pueda ser igual, o incluso más sabrosa, que la versión tradicional. Pero no es imposible, te demostramos que con muy pocos ingredientes y un pizca de ingenio podrás llevarte a la boca –sin remordimiento alguno– un bocado saludable y apetecible.

La protagonista de hoy es una verdura de la familia de las solanáceas, que aporta muchísimos nutrientes y muy pocas calorías. Sí, hablamos de la berenjena. O la amas o la odias con todas tus fuerzas. Así de simple. Vamos a intentar, dentro de la medida de lo posible, que no elijas la opción B. No te muevas de la pantalla. Te contamos todos los secretos para elaborar unas berenjenas gratinadas con las que darle una alegría a la báscula.

Ingredientes

  • 1 berenjena
  • 2 patatas
  • 200 gramos de salsa de tomate casera
  • 1/2 cebolla
  • 1 ajo
  • 1 pimiento verde
  • 1 cucharada de harina de maíz
  • 500 mililitros de leche desnatada
  • Queso rallado
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Nuez moscada, sal y pimienta al gusto

Preparación

No es una receta que lleve demasiado tiempo. Solo hay que planificarla con anterioridad para que todo esté a punto, y tener en cuenta el tiempo de cocción. Antes que nada, pondremos a cocer las patatas; en unos 10 o 15 minutos estarán listas.

Para no perder tiempo, mientras se cuecen, prepararemos el que será el gratinado. Basta con disolver la harina de maíz con la leche desnatada y mezclarla bien.

Añade en un sartén antiadherente unas gotas de aceite de oliva, e incorpora la mezcla. El truco para que no salgan grumos está en remover la salsa constantemente con unas varillas. Una vez que la llevemos a ebullición, y adquiera la consistencia deseada, agrega una pizca de sal y nuez moscada y aparta la bechamel del fuego.

Luego, procederemos a dorar en una sartén la cebolla, el ajo y el pimiento verde con un chorrito de aceite de oliva. En último lugar añadiremos el tomate casero.

Pelamos y cortamos en rodajas las patatas. Al igual que las berenjenas, solo que en este caso las dejaremos con piel. De este modo aprovecharemos toda su fibra, para tener un tránsito intestinal adecuado y eliminar toxinas del organismo. Una vez listas y salpimentadas, vamos a formar capas en una bandeja apta para horno. Para que los ingredientes no se peguen a la base, untaremos el recipiente con un poco de aceite.

Primero colocaremos una base de patatas. En segundo lugar, una capa de berenjenas. Y por último una de tomate frito. Repetiremos la operación y cubriremos la capa final con la bechamel que hemos preparado previamente. Para terminar y darle el toque definitivo, podemos espolvorear algo de queso rallado y una pizca de pimienta. Hornearemos durante unos 30 minutos a 200 grados centígrados.

Esto es lo que yo llamo un plato de fin de semana, para quitarse el sombrero y sorprender a nuestros invitados. ¡Atrévete a probarla!

En Muy en forma | Manzanas asadas con queso ricotta

Un comentario
  1. Recetas-dominicanas
    Publicado el 10 agosto, 2012 a las 21:41 | Enlace

    Buena receta se be muy sabrosa las berenjenas

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.