Beneficios del zumo de naranja

El zumo de naranja natural es una opción a tener en cuenta para comenzar la mañana de buen humor y llenos de energía. Es una fuente de vitaminas y sustancias de acción antioxidante, ayuda a reducir el colesterol malo y mantiene la piel en perfecto estado
8 de mayo de 2015
Etiquetas,  ,  
beneficios del zumo de naranja

Aprovecha los beneficios saludables del zumo de naranja exprimiendo tú mismo su zumo | Muyenforma.com

¿Conoces una mejor forma de empezar el día que tomando un buen zumo de naranja recién exprimido? Muchos tenemos el hábito de beber zumo de naranja natural a diario porque nos resulta tan delicioso como saludable. De hecho, nadie pone en duda que tomar zumo de naranja al comienzo de la mañana hace que nos sintamos cargados de energía y de mejor humor.

El zumo de naranja tiene un sabor muy agradable, potencia la inmunidad, previniendo los resfriados, y reúne un buen número de beneficios para la salud. ¿Quieres más razones para adoptar la sana costumbre de beber zumo de naranja natural?

Efectos beneficiosos

La base de esta bebida, la naranja, contiene altas concentraciones de vitamina C y sustancias prebióticas que podrían ejercer una acción preventiva para el cáncer de colon. Los consumidores no pasan por alto que la naranja ayuda a fortalecer el sistema inmunológico y a mantener las defensas altas.

A la famosa vitamina C, la vitamina E y los carotenos se suman compuestos fenólicos que equilibran la presión arterial y reducen el riesgo de afecciones cardiovasculares. Los flavonoides actúan como antioxidantes eliminando radicales libres de las células y protegiendo al organismo de los posibles daños que puedan causar. Además, destacan por su capacidad para rebajar o mantener bajo control el colesterol “malo” (LDL).

De acuerdo a investigaciones científicas, por su riqueza en citratos, un zumo de naranja al día puede evitar la formación de piedras en el riñón.

El zumo de naranja hidrata y mejora el estado de la piel, manteniéndola sana y cuidada. Las vitaminas, minerales y enzimas de la naranja ayudan a procesar mejor los carbohidratos provenientes de los azúcares naturales del zumo. Por otra parte, gracias a su alto contenido de potasio, interviene en la síntesis de proteínas.

El zumo de naranja constituye una bebida perfecta para tomar en el desayuno (en ayunas), a media mañana o a la hora de la merienda, e incluso después de entrenar. Pero también resulta adecuada en caso de anemia, puesto que aporta ácido fólico y favorece la absorción del hierro de los alimentos que consumimos.

¡Exprime tu zumo!

Aunque han mejorado con el paso de los años, no hay ni punto de comparación entre la calidad y el sabor de un zumo de naranja envasado y las de un zumo natural recién exprimido. No cabe duda de que el primero es cómodo y práctico: basta con sacarlo del frigorífico, agitar y consumir. Sin embargo, la mayoría de zumos envasados suelen contener sustancias artificiales y azúcar añadido, sin contar que pierden la fibra de la pulpa y la mayoría de los nutrientes.

Con un zumo de naranja recién exprimido aprovecharemos todas las vitaminas y propiedades beneficiosas de la fruta fresca. No te llevará más de tres minutos preparar en casa un zumo natural sano y con un sabor auténtico, que dista mucho del que encontraréis en las estanterías de cualquier supermercado.

En Muy en forma | Propiedades de la naranja

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.