Beneficios del mango

El mango ofrece numerosos beneficios para la salud: aporta fibra, potasio, vitamina C y A y fibra dietética, resultando útil en caso de anemia ferropénica
14 de Mayo de 2015
Etiquetas,  
beneficios del mango

El mango, dulce, refrescante y con muchos beneficios saludables | Philip L.

De sabor refrescante, aromático y apetitoso, el mango, o melocotón de los trópicos, es apreciado desde la antigüedad por sus múltiples beneficios saludables. Y no parece haber demasiados inconvenientes para no comerlo a menudo, pues se encuentra en el mercado durante todo el año.

Reducir la ingesta de dulces y azúcar para cuidar la línea y mejorar la salud resulta complicado, pero ¿por qué no comienzas sustituyendo los pasteles, las galletas y las golosinas por fruta? El mango puede ser tu mejor aliado para vencer esa apetencia, ansia incontrolada o deseos de algo comer algo dulzón.

En verano, durante los meses más calurosos, solemos aumentar el consumo de frutos rojos y vegetales como el tomate y la zanahoria, pero no le sacamos tanto provecho a frutas tan exquisitas y nutritivas como el mango. Quizá conociendo los inacabables beneficios nutricionales, terapéuticos y salutíferos de este delicioso manjar cambiemos de parecer.

Saciante y rico en antioxidantes

Su aporte en hidratos de carbono le confiere un valor energético elevado: 100 gramos de mango proporcionan aproximadamente 60 calorías. Posee cantidades relevantes de potasio y magnesio, lo que lo convierte en una fruta con efecto diurético ideal para combatir la retención de líquidos.

Dada su riqueza en fibra, el mango puede colaborar en las dietas de adelgazamiento o pérdida de peso, ya que sacia, es pobre en grasas y ligeramente laxante. Facilita el tránsito intestinal y previene o mejora el estreñimiento, además de favorecer el control de la glucemia en sangre y contribuir a bajar las tasas de colesterol.

Pero si por algo destaca esta fruta tropical, es por su contenido en antioxidantes naturales que protegen la salud del organismo y resultan de enorme interés dietético y nutricional. El mango es una importante fuente de vitamina C y provitamina A, aunque también contiene vitaminas del complejo B, entre las que se encuentran los folatos. Y es que tan solo 200 gramos de pulpa llegan a cubrir la totalidad de las necesidades diarias de vitamina C y A de un adulto.

Por otra parte, ayuda a reducir el riesgo de diversas enfermedades de tipo cardiovascular o degenerativo, e incluso el cáncer. El aporte de vitamina C del mango facilita la absorción del hierro de los alimentos y refuerza el sistema inmunológico, previendo así las infecciones.

El consumo de mango se recomienda a quienes son más propensos a sufrir carencias vitamínicas, personas con necesidades nutritivas aumentadas (crecimiento, embarazo, lactancia…) y en caso de anemia ferropénica.

Ideas para comer mango de forma habitual

La mejor manera de comer el mango es fresco, en su estado natural y punto óptimo de maduración. Se suele consumir solo y también en ensaladas, batidos y zumos de frutas. Como tiene un hueso plano en el centro, hay que cortarlo en zigzag una vez partido a la mitad. Luego presionaremos la piel hacia afuera para quedarnos únicamente con la pulpa.

El mango verde también se cocina como si de una verdura se tratara para servir de guarnición de platos de carne o arroz. Además, podemos preparar exquisitos helados de mango, macedonias, mermeladas y postres. ¡Imaginación al poder!

En Muy en forma | Propiedades del mango

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.