Beneficios de la lactancia para la madre

La lactancia materna reduce el riesgo de padecer osteoporosis, hipertensión y cáncer, favorece pérdida de peso y reduce el estrés y la ansiedad
4 de diciembre de 2011
Etiquetas
beneficios lactancia madre

La lactancia materna aporta muchos beneficios a la madre y al bebé | Sanutri

La lactancia crea un vínculo emocional entre la madre y el bebé, una relación de amor en la que ambos se enriquecen. Además de ser la más conveniente y completa forma de alimentar al recién nacido, se le transmite una mayor sensación de protección y de seguridad. Es la primera experiencia interactiva que tiene el pequeño con otra persona tras el parto, por lo que se establece un diálogo gratificante para ambos. El bebé es capaz de despertar sentimientos y reconfirmar la capacidad que tiene la madre de dar vida, a través de un alimento que genera su propio cuerpo.

No obstante, a las numerosas ventajas que tiene la lactancia materna para la salud del bebé, hay que sumarle los beneficios que tiene para la madre amamantar a su hijo, ya no sólo a nivel psicológico sino también físico. A continuación citaremos algunos de ellos.

Favorece la pérdida de peso

La producción de la leche materna implica un gasto energético importante. Durante la lactancia se irán consumiendo las reservas previas acumuladas; así que tras el parto, las mamás, que amamantan a sus bebés, podrían recuperar su silueta y su peso con más facilidad.

Disminuye el riesgo de padecer cáncer

Diversos estudios demuestran que las mujeres que dieron el pecho a sus bebés tienen menor incidencia de cáncer de mama, cáncer de ovario y útero. El retraso en la ovulación así como estar menos expuestas a estrógenos durante la lactancia, podrían ser los factores responsables de que se reduzca el riesgo.

Facilita la recuperación tras el parto

Amamantar disminuye el sangrado tras dar a luz, y favorece la contracción del útero para que recupere su tamaño habitual. La ausencia de la menstruación contribuye a que se pierda menos cantidad de hierro, previniendo así la anemia.

Supone menor riesgo de sufrir osteoporosis e hipertensión

Durante la lactancia hay un aumento del calcio en sangre, que se utiliza para la producción de la leche materna. A la vez, el calcio consumido se absorbe en mayor proporción, por lo que disminuye la probabilidad de sufrir osteoporosis a largo plazo. Según una reciente investigación, las madres que amamantan son menos propensas a desarrollar hipertensión que las que no lo hacen.

Beneficios psicológicos

Cuando las mamás notan que el bebé está creciendo fuerte y sano, gracias al alimento que les proporcionan de su propio cuerpo, se sienten más plenas y optimistas. Además, en el período de lactancia se libera oxitocina, una hormona que reduce el estrés y la ansiedad, produciendo un efecto relajante.

En Muy en forma | Mitos del embarazo

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.