Beneficios del yoga para embarazadas

La práctica de yoga aporta grandes beneficios a las embarazadas y al bebé que está por nacer: ayuda a asimilar mejor los cambios físicos y emocionales que se producen durante la gestación, mejora la flexibilidad, aumenta la confianza y autoestima y ayuda a manejar el dolor de cara al parto
18 de septiembre de 2013
Etiquetas,  
beneficios yoga embarazadas

El yoga fomenta la autoestima y la confianza de las futuras mamás | Lululemon A.

Practicar yoga es una buena forma de mantener el cuerpo ágil y sano y la mente en perfecta armonía y equilibrio. ¿Qué hay de cierto en los múltiples efectos saludables que se le atribuyen al yoga? De acuerdo a las últimas investigaciones científicas, la práctica regular de yoga reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, ayuda a disminuir los niveles de colesterol y alivia los dolores de espalda. Las estadísticas muestran también que quienes practican yoga visitan menos el hospital que aquellos que no lo hacen.

Esta antiquísima disciplina hindú también aporta numerosos beneficios a las mujeres que están en estado de gestación. Las embarazadas requieren de una enorme fuerza física y emocional durante el parto, de ahí que el yoga resulte una excelente preparación para la maternidad. El embarazo es una etapa de profundas variaciones estéticas y psicológicas que ocurren a gran velocidad y sin apenas tiempo para adaptarse a ellas.

El yoga contribuye a que las futuras mamás asimilen mejor los cambios que suceden en su organismo y puedan disfrutar plenamente el embarazo. Crea un fuerte un vínculo con el bebé y favorece la relajación tanto en el período posnatal como en el momento de dar a luz. Los ejercicios de yoga se basan en la búsqueda del equilibrio y no implican esfuerzo. Las asanas (posturas del yoga) se irán adaptando a las distintas fases o etapas del embarazo para tonificar los músculos y aliviar los dolores y las molestias que empeoran a medida que el bebé crece en el vientre materno.

La práctica de yoga en embarazadas ofrece muchos beneficios para la salud: fortalece la columna vertebral y refuerza el sistema pélvico, además de mejorar la postura, la flexibilidad y el centro de equilibrio. El yoga también permite a las embarazas ejercer un control consciente sobre la respiración, reduciendo así el ritmo cardíaco y calmando al sistema nervioso. Esta técnica de respiración ayuda liberar las tensiones musculares y la mente, por lo que las gestantes pueden utilizarla para mantenerse serenas y calmadas durante ese maravilloso momento en el que traen una nueva vida al mundo.

El control de la respiración también es clave para manejar la ansiedad y del dolor de las contracciones durante el parto y el nacimiento del bebé, sobre todo cuando se decide renunciar a la epidural. Uno de los más grandes beneficios del yoga para las embarazadas es que favorece el descanso y el sueño, ayudando a dormir mejor y aliviando el cansancio físico y el malestar estomacal.

Las clases de yoga invitan a conocer a otras futuras mamás con las que conversar y compartir experiencias, a tener un grupo de apoyo que entienda el proceso del embarazo. A través de la práctica de yoga, las embarazadas se sienten con más confianza, seguridad, energía y vitalidad. Los pensamientos y la salud emocional de la madre pueden afectar al bienestar del bebé que está por llegar, de modo que ahuyentando los temores y la preocupaciones que desestabilizan el sistema nervioso de la gestante con los ejercicios de yoga se evitaría que influyan directamente en el feto.

En Muy en forma | Pilates para embarazadas y Ejercicio y embarazo

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.