Beneficios del té rojo

El té rojo o phu erh es rico en antioxidantes, tiene beneficios digestivos y ayuda a mantener el colesterol y los triglicéridos a raya. Además, por su supuesto poder termogénico, podría resultar útil en dietas de adelgazamiento o pérdida de peso. No está libre de sustancias excitantes, entre ellas la cafeína
28 de abril de 2012
Etiquetas,  ,  
beneficios del té rojo

Té rojo, beneficioso a la hora de adelgazar y fortalecer tu salud | Tweetspeak P. (CC by 2.0, Flickr)

De los beneficios del té rojo se ha hablado hasta la saciedad. Aunque no sea la variedad más novedosa y popular de té, posee unas interesantes propiedades para nuestra salud y bienestar. Como el resto de tés, se obtiene a partir de la planta Camellia sinensis, pero su elaboración es bastante singular y compleja.

El té rojo o phu erh, conocido en China como el “té de los emperadores”, es realmente un té verde que pasa por un proceso de doble fermentación en el que intervienen microorgasmos o bacterias, las cuales, aparte de otorgarle su color granate, podrían ser las responsables de sus virtudes benéficas.

1. Ayuda a adelgazar

No es casualidad que al té rojo lo hayan rebautizado como el “devorador de grasas”. ¿Por qué se dice que favorece la pérdida de peso? Además de tener actividad antioxidante, las catequinas (polifenoles) presentes en el té rojo parecen estimular el metabolismo e incrementar la quema de grasas.

Aunque su supuesta capacidad adelgazante no haya sido confirmada por la comunidad científica, el té rojo se ha convertido en un gran aliado para las dietas depurativas y de pérdida o control del peso corporal. De hecho, muchos lo consideran una de las infusiones más efectivas para adelgazar.

2. Depura el organismo

Aquí no acaban los beneficios medicinales del té rojo phu erh, ya que dicho té posee una ligera acción diurética, es decir, facilita la eliminación del exceso de líquidos y de toxinas o sustancias de desecho. La retención de líquidos se encuentra relacionada con el sobrepeso y la obesidad.

Como curiosidad, añadir que el té rojo actúa a modo de bálsamo contra la resaca, puesto que después de una intoxicación etílica, el hígado se ve sobrecargado y es incapaz de eliminar todo el alcohol ingerido sin ayuda.

3. Reduce el colesterol

Además de tener un efecto termogénico o “quemagrasas”, el té rojo ayuda a disminuir las tasas de colesterol total y los triglicéridos y a incrementar los niveles de colesterol HDL, comúnmente llamado colesterol “bueno”. Su consumo podría beneficiar a personas con riesgo de enfermedad de los vasos sanguíneos y el corazón.

4. Bueno para la digestión

El té rojo aumenta la secreción de ácido gástrico y ejerce una acción protectora sobre el hígado, órgano que desempeña un papel destacado en la digestión y transformación de los alimentos en energía. Por tanto, consumir té rojo después de las comidas favorece la función digestiva, el tránsito intestinal y la producción de ácidos gástricos.

Por otra parte, unos compuestos fenólicos denominados taninos le confieren al té rojo propiedades astringentes que lo hacen útil para controlar la diarrea. Asimismo, resulta adecuado para las personas con estómagos delicados.

5. Potencia el sistema inmune

El té rojo refuerza el sistema inmunológico. Combinado con limón, canela o ginseng potencia todavía más su efecto antioxidante. Es de especial ayuda para prevenir resfriados, catarros y gripes.

6. Levanta el estado de ánimo

Estimula ligeramente el sistema nervioso y ayuda a combatir el cansancio físico y mental, lo que se traduce en una mejora del estado del ánimo, útil en procesos de depresión. También es de ayuda para el dolor de cabeza y regula la presión arterial.

Formas de tomar té rojo y aprovechar sus beneficios

Según señalan los estudios científicos que se han llevado a cabo al respecto, sería necesario tomar 3 tazas diarias de té rojo para que proporcione los anteriores citados beneficios.

Puede ocurrir que tomarlo siempre de la misma manera puede llevarnos a aborrecerlo. Aunque puede tomarse en cápsulas, por suerte existen diferentes infusiones para disfrutar de sus beneficios devoragrasas.

La primera de las recetas consiste en mezclar té rojo con jengibre y canela. Ambos ingredientes son buenos para perder peso y al combinarlos con el té lograremos un sabor muy especial.

La segunda combinación es té rojo con batido de fresas. Puede sonar extraño, pero os aseguro que no desentona en absoluto. Las fresas son ideales para perder peso, ya que su aporte calórico es mínimo y los beneficios para la salud son considerables.

Finalmente, el té rojo helado es la mejor opción para esos calurosos días de verano. Una bebida refrescante e igualmente eficaz que las demás recetas.

Contraindicaciones

No hay que olvidar que el té rojo contiene sustancias excitantes como la teína, la cafeína y la teobromina. Aunque su aporte de cafeína sea inferior al del café, no conviene excederse en el consumo de phu erh.

Durante el embarazo y la lactancia se recomienda moderar la ingesta de alimentos con cafeína, entre ellos el té rojo. Por precaución, también deberían limitar el consumo de esta bebida quienes sufren hipertensión arterial, nerviosismo, ansiedad y problemas para conciliar el sueño.

En Muy en forma | El té ‘rooibos’ y sus propiedades medicinales

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.