Beneficios del sexo tántrico

En el sexo tántrico los amantes sienten placer ofreciendo placer. Una de sus bases consiste en retrasar todo lo posible el orgasmo para disfrutar al máximo al hacer el amor
14 de octubre de 2013
Etiquetas
Sexo tantrico beneficios

En el sexo tántrico el orgasmo no es el fin, sino el principio de la fiesta | Kainr

El sexo no es solo el mejor pasatiempo para ahorrar en época de crisis y la vía más rápida para la reproducción, también puede convertirse una extraordinaria fuente de conocimiento o crecimiento personal y expansión de la conciencia. Mantener relaciones sexuales no tiene por qué basarse necesariamente en el “aquí te pillo, aquí te mato” o en hacer el amor con el objetivo principal de alcanzar el orgasmo. La tan placentera práctica sexual va mucho más allá de llegar al clímax.

Poco a poco, Occidente ha ido adoptando prácticas orientales basadas en texto budistas e hindúes que invitan a la relajación y a prolongar el acto sexual. Los discípulos del tantra afirman que el orgasmo no supone el fin del juego amatorio que transcurre bajo las sábanas, sino el comienzo de una fiesta que se prolonga con miradas, caricias y masajes impulsados por el deseo.

El sexo tántrico desvincula el acto sexual de los genitales, y se basa en retrasar lo máximo posible el orgasmo para alcanzar el éxtasis o la cúspide del placer durante el coito. Se trata de disfrutar del encuentro sin obcecarse ni perseguir un final de órdago con fuegos artificiales. Es una experiencia diferente en la que el placer se enfoca al disfrute de los sentidos, entregándose por completo al otro y liberando todas las tensiones para evitar que se apague la llama de la pasión.

¿Quieres conocer algunos de los muchos beneficios del sexo tántrico? Además de generar armonía, equilibrio y una fuerte conexión emocional entre los amantes, produce mayor satisfacción que el sexo común y corriente. Al sentirnos plenamente satisfechos, disminuyen los conflictos, las culpas y las frustraciones en la pareja.

Tras practicar sexo tántrico, los amantes siguen con ganas de hacer el amor, energizados y despiertos, y no pierden el interés después de la eyaculación o la explosión orgásmica. Ni que decir tiene que puede ayudarnos a superar la rutina sexual que a menudo fulmina la sensibilidad y la excitación.

La práctica de sexo tántrico nos invita a acceder a una sexualidad más profunda para mejorar las relaciones o batallas entre almohadas, a olvidar los problemas y a desconectar del estrés diario jugando con la respiración y el músculo perineo –en ambos sexos– como si de un entrenamiento se tratase.

Potencia la energía y combate la desaparición de la atracción por parte del hombre, y es un remedio contra las disfunciones sexuales. El sexo tántrico aporta vitalidad y juventud, además de permitirnos quemar calorías, tonificar y fortalecer todos los músculos del cuerpo y lucir una piel más tersa, radiante y bella.

En Muy en forma | Beneficios del sexo para la salud

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.