5 beneficios del higo

Además de tener un agradable sabor dulce y ser una de las frutas más suculentas, el higo posee interesantes beneficios nutricionales. Es muy rico en calcio y en fibra dietética y contiene vitaminas de acción antioxidante. El valor calórico de los higos secos supera con creces al de los frescos
24 de diciembre de 2015
Etiquetas
beneficios del higo

El higo, repleto de beneficios curativos y medicinales | Simon B. (CC by 2.0, Flickr)

Las infrutescencias de la higuera (Ficus carica), los higos, han sido sumamente apreciados desde tiempos remotos por su fragancia, dulzura, gran valor nutritivo y beneficios medicinales. Se pueden consumir tanto frescos como secos, pero conviene saber que una vez deshidratados triplican su contenido calórico.

Constituyen un manjar exquisito, un suculento fruto que realmente merece la pena degustar cuando están en temporada, desde finales de agosto hasta el mes de septiembre. El higo tiene forma globosa y presenta una pulpa de color rojizo con numerosas semillas marrones. Como son tan delicados y se dañan rápidamente, es mejor comerlos el mismo día o al día siguiente de comprarlos como muy tarde. Procura escoger aquellos ejemplares que estén tiernos y luzcan un color intenso, sin magulladuras ni golpes.

1. Ricos en vitaminas y minerales

El higo puede presumir de ser una de las frutas más ricas en calcio, aunque este se aprovecha peor que el de los alimentos de origen animal. En su composición también abundan otros minerales, como el potasio, el magnesio y el hierro.

Nos aportan cantidades considerables de vitamina C y provitamina A o beta-caroteno, la cual es indispensable para cuidar la salud de los ojos y mantener la piel, las mucosas y los huesos en perfecto estado. No hay que pasar por alto el importante aporte de fibra dietética de los higos, el cual le confiere propiedades laxantes.

2. Fuente de energía

El componente mayoritario del higo es el agua, a la que siguen los hidratos de carbono, en concreto sacarosa, fructosa y glucosa. Constituyen una extraordinaria fuente de energía para nuestro organismo, resultando muy recomendables para las mujeres embarazadas y lactantes, los niños en edad de crecimiento, los deportistas y las personas con un elevado desgaste mental o intelectual.

¿Y cuál es el valor energético de esta fruta aromática de agradable sabor dulzón? 100 gramos de higos frescos contienen alrededor de 65 calorías, mientras que la misma cantidad de higos secos o deshidratados aporta aproximadamente 270 calorías.

3. Protector frente al cáncer

Los higos son ricos en flavonoides, pigmentos vegetales conocidos por sus beneficios antioxidantes y por su papel en la prevención de diversas patologías, entre ellas el cáncer. Dichas sustancias desempeñan un rol esencial en la protección frente al daño oxidativo y poseen efectos terapéuticos en un buen número de enfermedades.

4. Aliado del sistema cardiovascular

La vitamina C y la provitamina A, ambas con actividad antioxidante, son capaces de a neutralizar los radicales libres responsables de la aparición de numerosas enfermedades, impidiendo o evitando que causen daños a las células de nuestro organismo.

Ayudan a reducir el riesgo de sufrir enfermedades de los vasos sanguíneos y el corazón o contribuyen al cuidado de la salud cardiovascular.

5. Útiles contra la hipertensión

Dado el elevado aporte de potasio y bajo contenido en sodio de esta fruta, el consumo de higos beneficia a quienes padecen hipertensión arterial.

No obstante, las personas con hiperpotasemia e insuficiencia renal han de limitar su ingesta por la abundancia de potasio. Por otra parte, debido a su riqueza en carbohidratos y consiguiente carga calórica, se recomienda consumir los higos con prudencia y moderación en caso de diabetes y obesidad.

En Muy en forma | Propiedades medicinales y curativas del higo

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.