Beneficios de dejar de fumar

Al poco tiempo de abandonar el tabaco, mejora la circulación y vuelven a la normalidad el pulso y la tensión arterial. A largo plazo, disminuye el riesgo de enfermedades del corazón, ictus y cánceres
27 de octubre de 2014
Etiquetas
beneficios dejar fumar

Dejar de fumar aporta beneficios inmediatos a la salud | Muyenforma.com

¿Has tomado la decisión de dejar de fumar? ¿Quieres vivir en plenitud sin depender de la nicotina? ¿Hacer a un lado el nocivo hábito de fumar? ¿Romper las cadenas que te atan al tabaco? Entre las primeras preguntas que atravesarán tu mente estarán cómo afecta el cigarrillo a la salud y cuáles son los beneficios inmediatos de dejar de fumar.

Quizás lleves ya algún que otro intento fallido de abandonar el tabaquismo y no supieras cómo manejar los síntomas de la abstinencia en el pasado. En lugar de asimilarlo como un fracaso deberías verlo como una experiencia de aprendizaje y otra oportunidad de no volver a aferrarte al tabaco y continuar siendo esclavo del humo. En el arduo pero no imposible camino de la desintoxicación te alentará conocer las ventajas de no consumir tabaco.

El consumo prolongado de tabaco incrementa claramente el riesgo de padecer serios problemas de salud. Asimismo, las personas que se exponen regularmente al humo indirecto del cigarrillo (tabaquismo pasivo) tampoco están a salvo de enfermedades cardíacas, infecciones de las vías respiratorias o cáncer de pulmón. Dejar de fumar conlleva mejoras en tu calidad de vida y tus relaciones interpersonales: tu círculo familiar y de amigos tendrán más disposición a subirse a tu coche o entrar a tu casa.

dejar de fumar beneficios

A corto plazo, podrás recuperar el sentido del gusto y del olfato y disfrutar del sabor de los alimentos que ingieres. También tus dientes van a ir recobrando su color blanco, y las manos y las uñas perdiendo ese tono amarillento. La ropa, tu cabello y tu cuerpo no van a volver a oler a tabaco. Además de tener un mejor aspecto físico y más energía, un aliento más agradable y una piel más tersa, ahorrarás todo el dinero que sueles gastar en paquetes o cajetillas sueltas de cigarros. Empieza a hacer cálculos e imagina todos los caprichos de los que te estabas privando que ahora podrás concederte.

Indiscutiblemente, la razón más poderosa por la que dejar de ser fumador es cuidar la salud y no firmar una sentencia de muerte anticipada. A medio plazo, al abandonar la adicción al tabaco se experimenta una notable mejoría en la circulación y la oxigenación de la sangre. Además, desciende la presión arterial y desaparece esa molesta tos que interrumpe el sueño por las mañanas. Incluso existen evidencias científicas que afirman que dejar de fumar podría aliviar el dolor de espalda.

A largo plazo, disminuye el riesgo que implica el tabaco frente a enfermedades del corazón, ictus y cánceres como el de boca, garganta, esófago y pulmón. Por otra parte, estudios científicos señalan que los fumadores que dejan el tabaco tienen la memoria más ágil y una visión más positiva de la vida

Los efectos beneficiosos de dejar de fumar se notan a nivel psicológico y mental, puesto que se registran mejoras entre los pacientes fumadores con ansiedad, depresión, estrés y otros trastornos mentales, lo que lleva a los investigadores a determinar que los beneficios de decir adiós al tabaco se equiparan o superan a tratamientos con antidepresivos para trastornos persistentes del estado de ánimo.

En Muy en forma | Dejar de fumar: consejos que funcionan

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.