Beneficios de la cerveza

La cerveza posee propiedades que resultan beneficiosas para tratar el estreñimieno y la retención de líquidos, colabora en el correcto funcionamiento del sistema digestivo y es capaz de ayudar en la prevención de ciertos tipos de cáncer, problemas cardiovasculares y osteoporosis
22 de junio de 2012
Etiquetas,  
beneficios cerveza

La cerveza aporta muchos beneficios para la salud | Mr. T

La cerveza es una bebida alcohólica de sabor más o menos amargo, debido al lúpulo (planta cuyo fruto suele emplearse desde la Edad Media en la fabricación de la cerveza), que se obtiene a partir de la cebada u otros cereales. Es de color ámbar con tonos que varían desde el oro al negro, pasando por tonalidades marrones y rojizas, que, generalmente, presenta una capa de espuma blanca en su parte superior. Su graduación alcohólica oscila entre el 3% y el 9% vol., auque las hay que llegan al 30% vol.

Como todo exceso que se precie, abusar de su ingesta acarrea consecuencias graves para la salud. En cambio, diversos estudios ratifican los grandes beneficios de la cerveza si se confume de forma moderada, ya que puede cubrir el 6,5% de las necesidades diarias de la vitamina B12 y hasta un 12% de las de ácido fólico. Y no solo eso, la cerveza favorece la concentración del denominado colesterol “bueno” (HDL).

Buena contra varios tipos de cáncer

La cebada, cereal a partir del cual se obtiene la cerveza generalmente, posee propiedades que resultan beneficiosas para tratar el estreñimieno y la retención de líquidos, y resulta de especial ayuda en el proceso digestivo, en parte gracias a su mínimo contenido en sodio. Además, se están llevando a cabo estudios médicos bajo la creencia de que el consumo de cebada podría prevenir la aparición de ciertos tipos de cáncer, como el de colon.

Por su parte, el lúpulo tiene un suave efecto antibiótico contra algunos tipos de bacterias, a la vez que relaja y estimula el apetito.

La malta, que se obtiene a partir de la cebada y se utiza en la fabricación de la cerveza sin alcohol, es rica en hidratos de carbono, en minerales (especialmente en fósforo) y en vitaminas necesarias para el organismo.

Las levaduras utilizadas en el proceso de fermentación de la cerveza son también muy beneficiosas para el cuerpo humano, ya que, al tratarse de hongos, colaboran en el correcto funcionamiento del sistema digestivo.

Tampoco podemos pasar por alto que la cerveza contiene gran cantidad de antioxidantes (favorecen el retraso del envejecimiento celular y disminuyen el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares) y, en general, de vitaminas, tales como la vitamina B, C, D y E. Asimismo, el consumo de cerveza participa activamente en la prevención de la osteoporosis, puesto que el alcohol que incorpora frena la pérdida de masa ósea.

¿Y sus calorías?

Respecto a su lado nutricional, una cerveza contiene entre 75 y 100 calorías por cada 200 mililitros. Si se trata de una cerveza sin alcohol, se sitúa sobre las 40 calorías por cada 200 mililitros. En el caso de una cerveza negra alcanzaríamos las 120-150 calorías por cada 200 mililitros.

La cerveza es una bebida milenaria, pues se han descubierto referencias históricas de hace unos 6.000 años. Sabemos que antiguamente era utilizada para evitar las infecciones que se contraían al beber agua no potable.

La cerveza, una bebida milenaria

El historiador griego Herodoto hablaba en sus escritos acerca de las propiedades medicinales de la cerveza y cómo podía utilizarse para calmar los dolores de estómago y contra las picaduras de escorpión, mientras que también relataba cómo las mujeres egipcias usaban la espuma como ungüento sobre la piel, para mantenerla fresca y suave. Así, griegos y romanos continuaron viendo en ella propiedades medicinales, dado que, según decían, fortalecía el corazón y las encías.

En la Edad Media era utilizada para aliviar las inflamaciones y combatir las lombrices intestinales y, al mismo tiempo, pasó a ser un complemento alimenticio para los peregrinos y los enfermos que eran recogidos en los albergues y hospitales.

En relación a la cosmética, la cerveza también ha sido muy utilizada desde la antigüedad en el cuidado del cabello, pues le aporta brillo y suavidad.

Hoy en día, la cerveza sigue estando muy presente en nuestra cultura, quizá no tan orientada a la cura de ciertas dolencias, como ya hemos visto que lo fue en la antigüedad, pero sí como una bebida que nos alivia de la sed y del calor. Sea como fuere, sí es cierto que la cerveza, ingerida por adultos sanos y de una forma moderada, puede ofrecernos unos beneficios muy saludables.

En Muy en forma | ¿La cerveza engorda?

3 Comentarios
  1. q bue
    Publicado el 3 septiembre, 2013 a las 22:33 | Enlace

    A tomar chelita 🙂

  2. lulu Reyes
    Publicado el 1 agosto, 2014 a las 15:45 | Enlace

    Muy interesante el árticulo, pero me gustaría saber cual es la cantidad recomendada y el abuso que problemas trae. gracias

  3. miguel rodriguez
    Publicado el 30 agosto, 2015 a las 16:51 | Enlace

    Muy buena información se la voy a mostrar a mi esposa para k m deje echarme una cervecita de vez en cuándo

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.