Beneficios de la cebolla

Entre los beneficios nutricionales de la cebolla destacan flavonoides y vitaminas con acción antioxidante. Es rica en potasio y aporta una buena cantidad de ácido fólico, por lo que resulta adecuada para mujeres embarazadas y personas que sufren de hipertensión, gota, hiperuricemia, cálculos renales y retención de líquidos
7 de diciembre de 2015
Etiquetas
beneficios de la cebolla

La cebolla aporta numerosos beneficios para la salud | Inra D. (CC by 2.0, Flickr)

Su nombre científico es Allium cepa L., pero popularmente es conocida como cebolla. Este bulbo no solo aporta sabor y realza múltiples platos de la gastronomía de todo el mundo, sino que además posee numerosos beneficios curativos y medicinales.

Como siempre ha estado presente en nuestras cocinas, quizá no se valoren demasiado sus vitaminas y su aporte de nutrientes. Y es que no solemos hacernos muchas preguntas más allá de cuál es su origen, por qué nos hace llorar, cómo se prepara la cebolla caramelizada o si hay alguna manera de suavizar el picor de la cebolla cruda. Así pues, hoy indagaremos en profundidad sobre los beneficios que reporta el consumo de cebolla.

Fuente de antioxidantes

Gran parte de las propiedades saludables de la cebolla se deben a los flavonoides (quercetina y antocianinas) y compuestos azufrados que figuran en su composición. A ellos se suman otros potentes antioxidantes, como la vitamina C y E. Dichas sustancias combaten el efecto dañino de los denominados radicales libres, causantes del envejecimiento prematuro y de un número significativo de enfermedades.

Consumir cebolla y otros alimentos ricos en antioxidantes se asocia a un menor riesgo de desarrollar patologías cardiovasculares y degenerativas, además de ciertos tipos de cáncer.

Baja en calorías

Tanto la cebolla blanca como la morada tienen un bajo contenido calórico. Por ejemplo, una cebolla mediana (de unos 150 gramos) aporta menos de 60 calorías.

Presenta un elevado porcentaje de agua y no demasiados hidratos de carbono ni grasas, por lo que se trata de un alimento ligero que puede acompañar cualquier plato de comida pensado para adelgazar o perder peso. Asimismo, gracias a su riqueza en fibra dietética, la cebolla sacia el apetito y da sensación de plenitud, contribuyendo así a evitar una ingesta calórica excesiva.

Diurética y depurativa

Al ser pobre en sodio y rica en potasio, la cebolla contribuye a eliminar el exceso de líquidos y las toxinas o sustancias de desecho disueltas en la orina. Su efecto depurativo y diurético es especialmente útil en caso de hipertensión, oliguria, gota, hiperuricemia, cálculos renales y retención de líquidos.

Combate los problemas respiratorios

El aceite esencial que genera los compuestos azufrados de la cebolla, responsables de su característico sabor picante, mejora la expectoración y despeja las vías las respiratorias. Se considera uno de los mejores remedios naturales para tratar afecciones respiratorias: catarro, gripe, bronquitis, faringitis, asma

Combinada con miel, la cebolla calma la tos y aclara la voz, pudiendo así ayudar a ponerle solución a la ronquera.

Adecuada para embarazadas y niños

Dado su contenido en ácido fólico, las mujeres embarazadas deberían valorar el incorporar la cebolla a su alimentación. Un adecuado nivel de dicha vitamina es importante evitar los defectos del tubo neural en el feto.

Además, es recomendable que los niños en edad de crecimiento, cuyas necesidades de folatos, entre otros nutrientes, están aumentadas, incluyan la cebolla en su dieta con el fin de prevenir posibles carencias.

Digestiva y ligeramente laxante

La cebolla regula el tránsito intestinal, previniendo o mejorando el estreñimiento. Favorece la digestión, pero puede dar lugar a flatulencia o gases a personas con estómago delicado, aerofagia o dispepsia. No obstante, para que no pique ni resulte tan fuerte cabe la posibilidad de macerarla en aceite de oliva o sumergirla en agua con zumo de limón.

El método de cocción influye bastante en la digestibilidad de la cebolla; se tolera mucho mejor cocida que cruda o frita, aunque sus beneficios nutricionales son más y mejor aprovechables si se come cruda.

En Muy en forma | Propiedades medicinales y curativas de la cebolla

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.