Beneficios de la carne de caballo

La carne de caballo es sana y nutritiva y, además, más barata que la de ternera. Contiene mayor proporción de proteínas, minerales y vitaminas y también es rica en hierro. En comparación con la de cerdo y vacuno, contiene menos grasas saturadas
2 de marzo de 2013
carne caballo beneficios

Carne de caballo: sana, nutritiva y más barata que la de ternera | Stijn

La polémica sobre la calidad y los controles en los productos cárnicos se desató en toda Europa a raíz de que se detectara la presencia de carne de caballo en la composición de las hamburguesas de vacuno envasadas y otros alimentos precocinados. Dejando al margen el escándalo y el fraude que supone que los ingredientes reales no se reflejen el etiquetado del producto, todos nos hacemos la misma pregunta: ¿la carne de caballo es mala para la salud?

Los beneficios de la desconocida –ahora ya no tanto– y cuestionada carne de caballo bien podrían aplacar el rechazo inicial de los consumidores. El problema no es la carne de equino en sí, sino que se oculte información al usuario que adquiere carne de vacuno sin saber que contiene trazas de carne de caballo, o potro, para no herir la sensibilidad del lector.

La carne de caballo es menos grasa que la de ternera y cerdo y destaca por su riqueza en hierro frente a la de vacuno, la que solemos consumir con frecuencia y la que se utiliza en mayor proporción para elaborar hamburguesas y precocinados. De hecho, ningún otro tipo de carne contiene más hierro que la de caballo, por lo que está recomendada para personas que sufren anemia.

La carne de caballo es muy nutritiva. Contiene proteínas, vitaminas y minerales

Además, tiene más proteínas, mayor cantidad de vitaminas (sobre todo A y B12) y minerales (aparte de hierro contiene zinc, calcio, magnesio y potasio) y menos colesterol. Concretamente, por cada 100 gramos aporta 108 calorías, 3 gramos de grasa, 5 miligramos de hierro, 54 miligramos de colesterol y 20 gramos de proteínas.

Después de analizar su calidad nutritiva, expertos nutricionistas aseguran que la carne de caballo es sana siempre que disponga de todas las garantías fijadas por la legislación europea. También su consumo está indicado para bebés y niños con intolerancia a la proteína de la carne de vacuno.

En comparación con países como Rusia, Holanda, Francia e Italia, la ingesta de carne de caballo no se considera demasiado elevada en España. En tiempos de crisis y épocas de vacas flacas, como la que que nos ha tocado vivir, el consumo se ha incrementado debido a su competitivo precio frente a la carne de ternera.

El debate se centra ahora en ofrecer mayor transparencia al consumidor, declarando con exactitud los ingredientes en la etiqueta del producto para evitar confusiones.

2 Comentarios
  1. Rufino Lasaosa
    Publicado el 4 marzo, 2013 a las 17:36 | Enlace

    Es una carne buena y saludable, que se consume desde tiempos inmemoriales. La polémica ha surgido por el etiquetado, pero está afectando a los productores pues se ha presentado el tema como si el problema fuera la carne.?

  2. Francisco Javier
    Publicado el 8 marzo, 2013 a las 19:29 | Enlace

    me parece todo muy interesante, me gustaría tener mas información sobre la raza de caballos que se usa consejos para su cría controles sanitarios ,procedimientos etc…

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.