Beneficios de correr

Correr es una actividad realmente económica y beneficiosa para mantenerse en forma, fortalecer los huesos, relajarse y mejorar la autoestima
6 de Marzo de 2015
beneficios de correr

Correr, un deporte muy completo y con muchos beneficios para el organismo | The Dream Center

Practicar un determinado deporte o hacer ejercicio físico regularmente es beneficioso para la salud. Cada vez más gente aprovecha las múltiples ventajas de correr para mantenerse en forma, ganar resistencia, fuerza, agilidad y flexibilidad y mejorar su capacidad respiratoria o pulmonar, puesto que el running constituye una actividad muy práctica y realmente económica.

Salir a “rodar” a ritmo suave permite disfrutar del paisaje que nos rodea y mantener un diálogo con los compañeros de carrera o entrenamiento. Cualquier persona, salvo que presente algún problema de salud, puede correr sin requerir habilidades especiales ni necesitar un equipamiento costoso. Con un par de zapatillas adecuadas es más que suficiente para quemar calorías y mantener la línea. Aunque muchos salten a la vista, los beneficios de correr aún hoy resultan sorprendentes.

El running, un deporte saludable que ‘engancha’

Parece evidente que correr de manera regular mejora el bienestar físico y psíquico. La práctica de la carrera se asocia al aumento de la capacidad aeróbica, a la tonificación de los músculos y al refuerzo de los cartílagos. Si bien antes se pensaba que correr era perjudicial para las rodillas, han salido a la luz estudios que concluyen que afirman que, siempre que no se abuse, el running incrementa la producción de cartílago y los protege de la temida artritis. Según se ha descubierto, el ejercicio de alta intensidad, como correr, aumenta la densidad ósea y fortalece los huesos, previniendo las fracturas y la osteoporosis.

Con la carrera no solo se consigue controlar el peso corporal y disminuir la cantidad de tejido graso, puesto que trotar también alivia los dolores de cabeza. Los corredores experimentados utilizan el running como terapia para despejar la mente y deshacerse del estrés. Correr es sinónimo de relajarse fácilmente, de evadirse de los problemas del día a día. Pocas cosas hay que aclaren tanto las ideas y permitan controlar los nervios como salir a correr.

Por si fuera poco, la carrera disminuye la presión arterial y, por tanto, el riesgo de problemas vasculares, ayuda a disipar las tensiones y nos hace sentirnos más optimistas y vitales al generar endorfinas, las hormonas de la felicidad. Correr mejora el humor, la autoestima y la salud emocional, por lo que los runners suelen tener menos ansiedad y depresión que las personas sedentarias, a lo cual también sumaríamos también un umbral del dolor más elevado. Cuando corremos aumenta la secreción de adrenalina, estimulando así las defensas y previniendo los resfriados.

Y lo mejor se reserva para el final: correr reduce el riesgo de sufrir hipertensión y enfermedades como la diabetes tipo 2, e incluso ciertos tipos de cáncer. La influencia del running en el organismo es tal que algunas investigaciones sugieren que correr es un estímulo que mejora las funciones cognitivas y nos hace más inteligentes.

Correr sí, pero a ritmo moderado y no extenuante

Al igual que los investigadores indagan sobre las virtudes para la salud del running, también ponen en la balanza los inconvenientes del ejercicio vigoroso. Y es que los beneficios de correr son mayores si el ritmo es más moderado que intenso. En otras palabras, correr “sin medida o a toda pastilla” ocasiona más perjuicios que beneficios.

De acuerdo a los hallazgos, correr de manera extenuante plantea riesgos para el sistema cardiovascular. Según los expertos y los informes que manejan sobre la actividad física de corredores sanos y personas sedentarias, lo más recomendable es salir a correr moderadamente un par de veces a la semana para minimizar el riesgo de muerte y mejorar la esperanza de vida. Cualquier otra estrategia no solo resulta innecesaria, sino que puede ser perjudicial para la salud.

En Muy en forma | Caminar o correr: ¿qué es mejor?

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.