Beneficios de la chía

Las semillas de chía se han popularizado por su supuesta contribución a la pérdida de peso y capacidad para reducir el colesterol, entre otros beneficios para la salud
14 de abril de 2015
Etiquetas,  
beneficios de la chía

La chía, una semilla con muchos beneficios saludables | Muyenforma.com

Cada vez es más frecuente encontrar semillas de chía en los estantes de cualquier herboristería, tiendas especializadas en alimentación natural o incluso supermercados. Se comercializan como un “superalimento” que ayuda a adelgazar y a reducir el colesterol, entre otros beneficios saludables que se le otorgan.

Con una carta de presentación tan atractiva, en la que figura un elevado valor nutricional, múltiples cualidades terapéuticas y una sencilla forma de tomarlas, no es de extrañar que todo el mundo hable de las semillas de chía y quiera saber cómo incluirlas en la dieta.

Por la manera en que se publicitan, parecen uno de esos remedios “curalotodo” imprescindibles en nuestra despensa. Y es que las semillas de chía se han puesto de moda entre deportistas de élite, famosos y celebrities internacionales, quienes subrayan las múltiples ventajas que ofrecen para la salud. Seguro que esta no será la última vez que oigas hablar de los beneficios de la chía o la Salvia hispánica.

La chía, un complemento para tu salud

Todos nos preguntamos si las semillas de chía son tan buenas para la salud como cuentan. Hay muy pocos estudios en humanos que analicen la composición química de estas semillas y examinen exhaustivamente los efectos benéficos que se le atribuyen.

Aunque el consumo de semillas de chía parece seguro, faltan ensayos clínicos concluyentes que apoyen su eficacia en la prevención y el tratamiento de diversas enfermedades. Valorando la ración estándar de consumo, entre 10 y 20 gramos, se trataría más de un complemento dietético que de un alimento en sí.

¿Es cierto que las semillas de chía poseen destacados beneficios nutricionales? Sobre todo sorprende que sea la fuente vegetal más rica en ácidos grasos esenciales omega 3, particularmente ácido alfa-linolénico, lo que explicaría ese supuesto potencial para bajar los niveles de colesterol y su papel preventivo frente a enfermedades del corazón.

Dichas semillas contienen una importante cantidad de fibra dietética, la cual estimula el tránsito intestinal y evita el estreñimiento. Cabe resaltar también su alto contenido en proteínas de calidad y sustancias o compuestos antioxidantes con propiedades antiinflamatorias, antivíricas…

Otro punto a favor de las semillas de chía es que no poseen gluten, por lo que son aptas para las personas celíacas. El sabor neutro y suave de la chía, similar al de la nuez, hace que sea fácil sumarlas a la dieta añadiéndolas a cualquier comida o bebida: zumos de frutas, batidos, cereales, yogur, productos horneados…

¿Chía para adelgazar?

Aunque a día de hoy no existe evidencia científica de que la chía tenga capacidad para reducir el riesgo cardiovascular y contribuir a la pérdida de peso, una de las grandes ventajas de las semillas de chía es que crean sensación de saciedad y contribuyen a no picar entre horas. Gracias a la fibra, ayudan a controlar el ansia por la comida y los antojos.

Sus beneficios nutricionales no pasan inadvertidos, pero no por ello resultan indispensables en una alimentación diversificada. A pesar de la gran publicidad que le dan a las semillas de chía, es posible alcanzar un adecuado equilibrio dietético de manera sencilla con alimentos más corrientes o menos exóticos y a un precio no tan elevado. Y, por supuesto, al igual que otros muchos alimentos, pueden presentar ciertas contraindicaciones si abusamos de su ingesta.

En Muy en forma | ¿Para qué sirve la chía?

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.