Beneficios de las cerezas

Las cerezas son una fruta dulce con alto contenido en antioxidantes, fibra, ácido fólico y potasio. Entre sus beneficios para la salud, las cerezas, fortalecen el sistema inmune, ayudan a conciliar el sueño y aceleran la recuperación muscular
12 de junio de 2015
Etiquetas,  
beneficios de las cerezas

Incluye un puñado de cerezas a tu dieta y aprovéchate de sus beneficios saludables | Coopsagrocv

Por su sabor ligeramente dulce, jugosidad y atractivo color rojo, las cerezas gustan a casi todo el mundo. No solo son atractivas a la vista y apetecibles al paladar, sino que poseen unos interesantes beneficios nutritivos para la salud del organismo.

Además, no hay por qué dejar de disfrutar de las deliciosas cerezas cuando se está a dieta, puesto que no engordan; su contenido calórico no supera al de frutas como la manzana o la pera. Un puñado de cerezas aporta menos de 50 calorías, y nos provee ácido fólico, fibra, antioxidantes y minerales como el potasio y el magnesio.

Cargadas de vitaminas y antioxidantes

Las cerezas destacan por su gran capacidad antioxidante, que viene dada por la presencia de vitamina C y provitamina A o betacaroteno. Se consideran una superfruta porque reducen el riesgo cardiovascular y ayudan a prevenir las enfermedades degenerativas y el cáncer. Asimismo, constituyen uno de los mejores aliados para la hipertensión, la gota y los cálculos renales.

Las cerezas fortalecen el sistema inmunológico, contribuyen a regular el colesterol y la glucemia y favorecen la eliminación de líquidos y toxinas. Gracias a su riqueza en antioxidantes y fibra dietética, mantienen la piel nutrida y sana y mejoran el tránsito intestinal. Por si fuera poco, impulsan el buen estado de ánimo y combaten el insomnio.

Además de ayudar a conciliar el sueño, estos apetitosos bocados aceleran la recuperación muscular de los deportistas en intensas sesiones de entrenamiento.

Cerezas: buenas para adelgazar y aptas para diabéticos

Las calorías es la principal preocupación de quienes intentan librarse de los kilos de más. Visto que su contenido calórico es similar al de multitud de frutas tradicionales, no hay motivo para privarse de las cerezas aun siguiendo un plan de adelgazamiento. Pero ¿sucederá lo mismo en una dieta de carbohidratos controlados?

La respuesta es que las cerezas son totalmente aptas para los diabéticos y pueden, sin temor alguno, aprovechar de sus beneficios salutíferos. Aunque durante años han sido eliminadas de las dieta de las personas con diabetes, hoy se sabe que tanto las cerezas como otras frutas dulces tienen cabida en el plan de alimentación de los diabéticos. Siendo comedidos con las cantidades, también es posible degustar el sabor y aprovechar las ventajas nutricionales de las cerezas en caso de diabetes.

Cocinar con cerezas

Las cerezas resultan suculentas, llamativas y golosas y se pueden transportar fácilmente en un táper, de modo que pocas excusas quedan para no incluir un puñado de cerezas de postre o en la merienda. Desde la perspectiva nutricional, la fruta gana por goleada a los bizcochos, las galletas, las magdalenas o los dulces que suelen tomar niños y adultos por la tarde o entre horas.

Aunque lo más habitual sea consumirlas frescas, las cerezas también pueden formar parte de tartas, empanadas, sorbetes, helados, dulces y bombones. En algunos países europeos las cerezas se utilizan para elaborar salsas que acompañan a carnes de caza. No hay límites culinarios que impidan aprovechar sus enormes beneficios saludables en múltiples platos y recetas.

En Muy en forma | Propiedades de las cerezas

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.