Beneficios de caminar

Según diversos estudios, caminar ayuda, entre otros beneficios, a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, diabetes, alzhéimer y determinados tipos de cáncer
11 de agosto de 2014
Etiquetas
beneficios caminar

Caminar media hora al día es una de las mejores terapias preventivas | Nick P.

¿Sabías que caminar 30 minutos al día reduce el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares? Así lo afirman estudios como el llevado a cabo por la Universidad de Harvard. Caminar es una actividad económica y terapéutica que no precisa de entrenamiento o habilidades especiales, por lo que se integra fácilmente en cualquier estilo de vida.

El más antiguo de los ejercicios tiene numerosos beneficios para la salud, de ahí que cada vez más personas sedentarias decidan empezar a ponerse en forma caminando. Si tienes la suerte de poder ir andando al trabajo, aprovecha el buen tiempo y date un paseo hacia la oficina para ejercitar los músculos y liberar la tensión acumulada a lo largo de la jornada. Una de las más relevantes y significativos beneficios de caminar es mantener el corazón sano y la presión arterial bajo control, reduciendo así las posibilidades de accidente cardiovascular.

Fortalecer el órgano motor de nuestro cuerpo no es el único factor beneficioso de caminar, puesto que también ayuda a disminuir los niveles de colesterol LDL (malo) e incrementar los niveles de colesterol HDL (bueno). Como terapia preventiva, diversos estudios señalan que caminar y, en general, la práctica deportiva regular contribuye a reducir el riesgo de enfermedades como la diabetes, la osteoporosis, el alzhéimer, e, incluso, ciertos tipos de cáncer.

Caminar, bueno para tu cuerpo y tu mente

Andar sirve para mucho más que vigorizar nuestra capacidad física: también mejora la capacidad de concentración e incrementa creatividad y libera la mente, tal y como asegura un estudio de la Universidad de Stanford, siendo, al mismo tiempo, una excelente rutina para levantar el estado de ánimo, combatir el estrés y desterrar sentimientos de inquietud psíquica y preocupación constante.

¿Aún subestimas los beneficios de caminar? Un buen paseo es uno de los mejores energizantes naturales que existen, y no cuesta nada aplicarlo a tu vida diaria. Te sentirás más vivo y dormirás mejor si te pones en marcha en vez de quedarte sentado bebiendo cerveza o café. Pasear es la actividad ideal para todas aquellas personas que quieran mantener el peso a raya y aliviar la rigidez en las articulaciones.

Tu estructura ósea, especialmente la espalda y la columna vertebral, agradecerá la caminata como puesta a punto, al tiempo que los músculos de piernas y glúteos se irán fortaleciendo y tonificando. Recuerda que nunca es tarde para quemar grasa y cuidar tu flexibilidad y agilidad caminando, que la clave para ponerte en forma y dejar el sedentarismo atrás la tienes en tus pies. Caminar se convertirá pronto en un hábito que te causa placer y te proporciona numerosos beneficios a nivel físico y psíquico.

En Muy en forma | Caminar o correr: ¿qué es mejor?

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.