Bases de la dieta paleolítica

La dieta paleolítica imita el estilo de vida que modeló la especie humana. Se excluyen las legumbres, los granos, azúcares y aceites refinados en pro de los vegetales, la carne y el pescado
21 de septiembre de 2012
dieta paleolitica

Carne, el elemento estrella de la dieta paleolítica | Powerplantop

En los últimos años no hemos dejado de escuchar que el régimen dietético conocido como dieta paleolítica o paleodieta es una alternativa para contrarrestar la elevada tasa de obesidad que pone en jaque la salud de la población. Esta dieta no se engloba dentro de las llamadas “dietas milagro”, porque no promete una pérdida rápida de peso con poco esfuerzo ni está envuelta en el negocio de vender humo.

¿En qué consiste la dieta paleolítica?

La dieta del hombre de las cavernas se basa en seguir las pautas y el estilo de vida de nuestros antepasados, el plan nutricional en el que predominan los alimentos vegetales, el pescado, los crustáceos y las carnes magras de todo tipo. Imita el patrón de dieta que consumían los humanos del período Paleolítico, en el que la industria no tenía presencia en la obtención de los alimentos. Es por ello que excluye cereales, legumbres, productos lácteos, azúcares y ciertos aceites vegetales.

En general se desaconsejan todos los alimentos de nueva generación que introducimos en nuestra alimentación, posteriormente, en el neolítico. Los defensores de la dieta sostienen que el régimen de los cazadores-recolectores está codificado en nuestros genes y el organismo aún no se ha podido adaptar a la nueva alimentación. Según exponen, “nuestro genoma necesita miles de años para adaptarse a los cambios del entorno; motivo por el que hoy padecemos intolerancias y alergias alimentarias”.

Los primeros pobladores de la Tierra no conocían el fuego, por lo que es sencillo entender de qué se alimentaban y algunas pautas de su forma de vida. En la dieta paleolítica, la actividad física, tanto aeróbica como de resistencia, también ocupa un lugar importante. Se reproducen los ejercicios de nuestros ancestros, esfuerzos breves e intensos que han modelado a la especie humana: correr, caminar, saltar, trepar, arrastrar objetos, etc.

¿Qué otros aspectos recoge la dieta paleolítica?

Los baños de sol. Es decir, tomar el sol unos minutos al día para cargarse de energía, salud y vitamina D en abundancia. La paleodieta también recomienda comer únicamente cuando se tiene hambre, en base a la premisa de que comer poco y continuadamente fatiga al intestino de manera considerable. Afirman que nuestros antepasados pasaban horas y horas sin comer moviéndose de un lado a otro para encontrar la que sería su presa.

En Muy en forma | Dieta proteica para adelgazar: ¿una buena idea?

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.