Bardana, buena para el acné

A la bardana se le atribuyen interesantes propiedades para mejorar el acné y otros problemas cutáneos. Pero no es el único remedio natural que se pone en práctica con el fin de hacer desaparecer los antiestéticos granos y espinillas. El yogur, el aloe vera, el té verde y el aceite de árbol de té son otros productos naturales que se utilizan contra el acné
15 de Enero de 2016
Etiquetas,  
bardana acné

La bardana, una planta medicinal útil contra el acné y otras afecciones del rostro y la piel | Andreas R. (CC by 2.0, Flickr)

Desde la antigüedad, la raíz de bardana se ha utilizado en el tratamiento de afecciones cutáneas como eczemas, psoriasis y acné. Esta planta silvestre, oriunda de Europa y Asia, posee acción antibacteriostática, antiinflamatoria y antioxidante. Tópicamente o por vía externa, tiene también un efecto emoliente y antipruriginoso.

Los principios activos de Arctium lappa, como se denomina científicamente la bardana, le confieren unas cualidades beneficiosas para la piel. Y es que aparte de constituir un remedio natural para prevenir y mejorar el acné, resulta útil para curar heridas y quemaduras.

¿Cómo se toma?

Aunque se pueda usar de distintas maneras, dependiendo del fin terapéutico que se pretenda conseguir, lo más habitual es tomar el extracto de la planta en forma de cápsulas o té de bardana. En algunas culturas las raíces frescas de bardana se consumen hervidas a modo de ensalada.

Para preparar la infusión de bardana, utilizaremos 20 gramos de raíz por litro de agua. No obstante, la dosis puede variar si se trata de planta fresca o seca. Recuerda tapar la infusión para que no se evaporen los aceites esenciales y, por tanto, las propiedades de la planta. Con el propósito de combatir los granos y espinillas, se recomienda beber una taza de té de bardana dos o tres veces al día.

Más propiedades y beneficios de la bardana

Aparte de considerarse útil para tratar el acné y otros problemas de la piel, a la bardana se le atribuyen propiedades diuréticas, cicatrizantes, hipoglucemiantes y estimulantes del sistema nervioso. Sin embargo, hay que tener en cuenta que su eficacia y seguridad no han sido probadas científicamente.

Entre sus múltiples aplicaciones medicinales, está favorecer el control de los niveles de azúcar en sangre, debido a su contenido en una fibra natural llamada inulina. Dicha sustancia parece disminuir la velocidad de absorción de los carbohidratos que se ingieren, evitando así que la glucosa se eleve bruscamente.

La bardana también ayuda a eliminar líquidos y toxinas o sustancias de desecho que se acumulan en el organismo. También se dice que tiene la capacidad de purificar la sangre, de mejorar la digestión, estimulando la producción de bilis, y hasta de aliviar el dolor de garganta y los síntomas del resfriado común.

El aceite extraído de la raíz de bardana se utiliza para fortalecer y dar brillo al cabello, estimular su crecimiento y mantener el cuero cabelludo en buen estado. Por este motivo, a menudo se emplea como ingrediente en champús, lociones y otros productos especialmente formulados para el cabello seco, la aparición de caspa y la caída del pelo.

Otros remedios contra el acné

A pesar de que sea un problema leve o menor, el acné tiene un importante impacto psicológico en los adolescentes. Tanto entre los más jóvenes, los principales afectados por esta alteración de la piel, como en internet circulan numerosos remedios contra el acné basados en la limpieza y la exfoliación de la piel. Por así decirlo, lo que se conseguimos es eliminar la suciedad, la grasa y las células muertas de la piel. Conozcamos algunos de los remedios caseros más populares para “acabar” con el acné.

Además de bardana, con frecuencia se emplea té verde por vía tópica. Dadas sus propiedades antiinflamatorias, se suele recurrir al bicarbonato de sodio y al aloe vera. El yogur se utiliza como exfoliante y la pasta de diente como tratamiento de emergencia para secar las espinillas.

El vinagre de manzana y el aceite de árbol de té, un potente agente antibacteriano, así como algunas frutas con propiedades antisépticas (limón, papaya, pomelo…) son otros productos naturales de los que comúnmente echamos mano para mejorar el acné.

En Muy en forma | Acné y alimentación

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.