Ayuno intermitente

El ayuno intermitente no es una moda; los humanos llevan milenios alimentándose de esta manera. Consiste en alternar períodos de ayuno con períodos de ingesta de alimentos
12 de marzo de 2014
Etiquetas
ayuno intermitente

Ayuno intermitente, ¿fuente de salud? | Reedwave

¿Qué sentido tiene ayunar? ¿Cuáles son las ventajas del ayuno? Antes de analizar en profundidad en qué consiste el ayuno intermitente, hay que dejar claro que usar el ayuno como solución única para adelgazar o bajar de peso no es una idea brillante, puesto que podría causar justo el efecto contrario: hacer que engordemos a medio plazo.

Volviendo al tema, cuando hablamos de ayuno nos referimos a un modelo o método nutricional antiquísimo basado en alternar períodos de ayuno con períodos de ingesta de alimentos. Aunque no se sustente en una evidencia científica sólida, los pocos estudios clínicos que existen hasta ahora indican que el ayuno intermitente puede proporcionar efectos positivos o beneficios como los que enumeramos a continuación: aumento de la longevidad, mejoras en la regulación de la glucosa en la sangre, los niveles de triglicéridos y colesterol y, en líneas generales, en lo que a salud respecta.

No es una moda o una apología a los trastornos de la conducta alimentaria, lo cual cabría pensar por nuestro desconocimiento sobre el tema. El ayuno intermitente se ha venido utilizando desde hace siglos para estar sanos y prevenir numerosas enfermedades. De hecho, aunque parezca disfuncional, el ser humano lleva milenios alimentándose de esta manera y, en actualidad, también son muchas las personas que ayunan por motivos religiosos en las sociedades modernas.

¿El ayuno intermitente funciona para quemar grasa?

La respuesta a esta pregunta parece ser afirmativa, aunque la mayoría de estudios al respecto no se han realizado con humanos. Algunos de los más recientes comparaban el ayuno intermitente con una dieta convencional, dividendo a los participantes, mujeres adultas con sobrepeso, en un grupo de ayuno y otro con una restricción calórica del 25%.

¿Los resultados? No se registraron diferencias; los dos grupos perdieron el mismo número de kilos. También es importante hacer constar que algunos de los integrantes del grupo de ayuno informaron de haber pasado más hambre y dolores de cabeza los días que ayunaron. Comer cinco al veces al día y no saltarse ninguna de las comidas es sacrosanto, algo que nadie pone en entredicho hoy en día.

Ahora bien, no siempre fue así; nuestros antepasados se veían obligados a hacer ayunos intermitentes por razones muy distintas a las actuales. Otras especies han sobrevivido durante millones de años esquivando las enfermedades modernas alimentándose de este modo. ¿Es el ayuno intermitente una poderosa herramienta para vivir más y mejor? ¿Cuáles han sido tus experiencias con el ayuno intermitente?

En Muy en forma | Pasar muchas horas sin comer puede llevarnos a ingerir más calorías

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.