Aloe vera para la cara

La planta de aloe vera posee propiedades sumamente interesantes para el cuidado de la piel, incluida la de la cara. Ayuda a eliminar manchas, a atenuar las líneas de expresión y a combatir las arrugas. Además, es útil en caso de acné, sequedad y quemaduras solares. Aporta hidratación, calma y suaviza el cutis devolviéndole el esplendor y la belleza perdida
29 de Octubre de 2015
Etiquetas,  
aloe vera para la cara

El aloe vera, una planta cuyas propiedades medicinales ayudan a regenerar e hidratar la piel de la cara | Paul H. (CC by 2.0, Flickr)

El aloe vera, también conocido como sábila o sávila, científicamente Aloe Barbadensis, constituye uno de los remedios naturales más populares y eficaces para tratar trastornos dermatológicos. Los potenciales efectos beneficiosos de esta planta hacen que cada vez esté más presente en la composición de diversos productos, tanto cosméticos y de belleza como alimenticios. ¿Quién no ha visto en los estantes de los supermercados cremas faciales, yogures, zumos y otras bebidas que contienen aloe vera?

El aloe vera natural y el gel de aloe se consideran imprescindibles en cualquier botiquín o bolso de viaje. De las numerosas virtudes curativas o ventajas terapéuticas del aloe vera se tiene constancia desde la más remota antigüedad, por lo que ahora tan solo tenemos que encontrar la manera de sacarle el máximo partido posible.

¿Para qué sirve el aloe vera aplicado en la cara?

¿Sabías que podemos aprovechar las propiedades del aloe vera para mantener la piel del rostro en perfecto estado? Los componentes de dicha planta, entre los que destacan la alantoína, las vitaminas C y A y los ácidos linoleico, oleico y palmítico, tienen acción hidratante, antiinflamatoria, desinfectante, antialérgica y cicatrizante.

El aloe vera ayuda a eliminar las células muertas y favorece la regeneración de tejidos. Hidrata, calma y suaviza la piel de la cara y, además, gracias a su contenido en antioxidantes, la protege de los efectos dañinos de los radicales libres. Puede actuar como rejuvenecedor facial, retrasando la aparición de los primeros signos de envejecimiento.

Aparte de constituir un buen aliado para atenuar las líneas de expresión y combatir las arrugas prematuras, el aloe vera resulta eficaz para borrar manchas en la cara y acelerar la cicatrización de heridas. Está indicado para pieles con tendencia al acné, dermatitis, eccemas, psoriasis, quemaduras solares, sequedad y flacidez.

Prácticamente, el aloe vera es ideal para cualquier imperfección que te impida lucir un cutis radiante y lleno de vida o que te haga aparentar más años de los que tienes en realidad.

¿Cómo se aplica?

Basta con extraer la pulpa del aloe vera cortando las hojas de la planta a la mitad. Obtendrás una especie de gel trasparente con una textura viscosa y refrescante, el cual debes extender con la yema de los dedos sobre la cara como si de una mascarilla normal se tratase. Deja actuar durante una media hora y retíralo con agua.

Puedes aplicar el aloe vera a diario, tanto de día como por la noche, ya que, salvo en personas especialmente sensibles, no suele producir reacciones cutáneas adversas. Por lo general, no presenta inconvenientes ni contraindicaciones cuando se usa externamente o de forma tópica.

Utilizar el gel de sabila quizá sea la opción más rentable y económica, pero ni mucho menos la única para tratar anomalías que afean la apariencia del rostro. Además de extracto de aloe vera puro, en farmacias, herbolarios, tiendas de belleza o de cosmética natural encontrarás varias cremas faciales de aloe vera; incluso es posible elaborar una crema casera combinando el aloe vera con aceite de coco, aceite de jojoba o aceite de argán.

Más propiedades y beneficios

¿Qué otras cualidades beneficiosas acumula el aloe vera? Más allá de conservar la salud de nuestra piel, mejorando numerosos problemas cutáneos, la sabila es útil para, tal y como argumentan diversas investigaciones científicas, fortalecer el cabello, activar la circulación sanguínea, aliviar dolores reumáticos o articulares y regular el aparato digestivo.

¿Sufres debilidad capilar? ¿Notas tu cabello frágil, castigado, áspero, sin brillo o falto de vitalidad? El aloe vera puede ser la solución que buscabas para repararlo, devolverle la hidratación perdida y conseguir que vuelva a brillar.

Tomar con regularidad jugo o zumo de aloe vera facilita la digestión, contribuye al equilibrio de la flora intestinal y resulta adecuado en caso de gastritis, digestiones pesadas, exceso de gases o flatulencia, síndrome del colon irritable y otros trastornos gastrointestinales.

Dado que el consumo continuo o excesivo de aloe vía oral se asocia a diarrea, disfunción renal y dermatitis de contacto, y puede incluso interaccionar con ciertos medicamentos, se recomienda que sea un profesional cualificado quien determine la dosis idónea para el fin que se persigue.

En Muy en forma | Propiedades del aloe vera

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.