¿Las almendras engordan?

Las almendras destacan poseen un buen número de calorías. No obstante, no engordan si se consumen a diario en cantidades moderadas
23 de Diciembre de 2014
almendras engordan

Consumidas con moderación, las almendras no engordan | Muyenforma.com

El temor a engordar hace que a veces nos privemos de alimentos nutritivos y repletos de propiedades beneficiosas para la salud. Un buen ejemplo son los frutos secos, los cuales han sido demonizados y eliminados de la dieta por su alto valor calórico. Son una excelente fuente de grasas cardiosaludables, contienen mucha fibra y producen sensación de saciedad, pero desafortunadamente aportan grandes dosis de calorías. La almendra, uno de los frutos secos más consumidos, posee alrededor de 600 calorías por cada 100 gramos.

La cantidad diaria recomendada, una ración de almendras de 30 gramos, donde caben unas 15 unidades sin cáscara, suma 170 calorías. Su poder energético es el responsable de que nos entren dudas a la hora de consumirlas: ¿las almendras hacen engordar? ¿Contribuyen a la ganancia de peso? Estas son algunas de la preguntas que se formula cualquier persona preocupada por mantener la figura y no coger kilos de más. No obstante, los estudios científicos realizados hasta la fecha dejan claro que tanto las almendras como otros frutos secos ofrecen más beneficios salutíferos que calorías.

¿Engordan o… adelgazan?

Consumidos en cantidades adecuadas, ni las almendras ni el resto de frutos secos engordan. Aunque sea un alimento altamente calórico, no favorece la obesidad. Subir o bajar de peso depende por completo de la cantidad de calorías que se consumen diariamente frente a las que se queman. En otras palabras, para alcanzar el objetivo de pérdida de peso hay que crear un déficit calórico, es decir, quemar más calorías de las que consumimos.

Por tanto, aun si las comiéramos a diario, las almendras no serían las responsables del incremento del peso corporal. Solo engordarás si ingieres más calorías de las que gastas o quemas mediante la actividad física. Es más, se ha demostrado que el consumo habitual y moderado de almendras (y demás frutos secos) no solo no produce un aumento de peso, sino que ayuda a adelgazar. Puedes mantenerte en tu peso comiendo un puñado de almendras entre horas en lugar de tomar otros aperitivos ricos en grasas saturadas.

Almendras: antioxidantes y saciantes

La almendra goza de múltiples propiedades saludables, entre las que destacan su capacidad para reducir la glucosa en sangre y mantener el colesterol a raya. Además de aportar grasas similares a las del aceite de oliva, contienen proteínas vegetales de buena calidad y altas proporciones de hierro, calcio, magnesio, fósforo y potasio. La almendra es uno de los frutos secos más ricos en vitamina E de acción antioxidante, y aporta pequeñas cantidades de vitaminas del grupo B, entre las que destaca el ácido fólico.

A su bajo contenido de hidratos de carbono se suma una elevada concentración de fibra que le confiere un mayor efecto laxante y saciante. Fibra que nos ayuda a prevenir determinados tipos de cáncer y a sentirnos más ligeros, dado que facilita la absorción de las grasas y la eliminación de las toxinas de nuestro cuerpo.

Resulta increíble que en un puñado de almendras podamos encontrar tantos nutrientes sin demasiadas calorías, por lo que deberíamos dejar a un lado el miedo a engordar comiendo frutos secos a diario. Se recomienda consumir almendras al natural, puesto que son menos calóricas y más nutritivas que las que llevan sal, azúcar, miel o grasas añadidas que resultan perjudiciales para nuestra salud. Ten siempre a mano una porción de almendras crudas y utilízalas como tentempié cuando necesites una dosis extra de energía.

En Muy en forma | Aceite de almendras para el cabello y la piel

Un comentario
  1. Carlos
    Publicado el 6 Abril, 2017 a las 19:15 | Enlace

    Me parece erróneo que se haga referencia al balance calórico como motivo exclusivo de la ganancia o perdida de peso. El motivo por el que las almendras no “engorden” tanto como, por ejemplo, una cantidad de azúcar que represente las mismas calorías, es su la forma en la que se metabolizan.
    El azúcar se metaboliza instantáneamente subiendo los niveles de insulina que nos hace almacenar esas calorías casi instantáneamente en forma de grasa.
    Las almendras, sin embargo, debido a su cantidad de fibra, entre otras, frenan la metabolizacion y se convierten en un alimento mucho mas sano, y unas calorías que “no engordan” como las que nos aporta el azúcar.
    Ojo con el recuento de calorías. Según esa teoría ¿podríamos adelgazar comiendo 1.500 kcal de Oreo al día? Si, si quieres no tener ni un gramo de musculatura y 50% de tu cuerpo sea grasa. Definamos “adelgazar” y “engordar” en términos mas amplios que la simple bajada o subida de peso.
    Espero que esta información sea de utilidad para alguien! Saludos!

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.