Alimentos que no debe consumir un diabético

Es erróneo pensar que los pacientes diabéticos tienen prohibiciones alimentarias de por vida o que no pueden consumir puntualmente dulces
25 de julio de 2013
Etiquetas
alimentos no consumir diabetico

Los diabéticos pueden consumir todo tipo de alimentos, siempre y cuando controlen la frecuencia y la cantidad | Yogma

La diabetes se relaciona con falsos mitos que poco a poco hemos logrado ir derribando para que aquellos que padecen esta enfermedad puedan mantener un control responsable de la dieta y mejorar su calidad de vida. Tiempo atrás, la diabetes estaba vinculada al elevado consumo de azúcar, pero se ha demostrado que la excesiva ingesta de dulces no es el detonante de esta patología. Es una enfermedad del metabolismo de todos los nutrientes que se caracteriza por la producción insuficiente de insulina.

La pregunta que sigue estando en el aire es qué alimentos no debe consumir un diabético. Quizás parezca chocante y sorpresivo, pero las personas que padecen diabetes pueden comer prácticamente de todo. La cuestión es que la persona diabética conozca el efecto de los alimentos en su organismo y, en base a ello, realice combinaciones sanas y consuma el adecuado número de porciones para prevenir o controlar el aumento del nivel de azúcar en sangre.

Los diabéticos pueden consumir todo tipo de alimentos; solo hay que saber cuándo, con qué frecuencia y en qué cantidad consumirlos

Es decir, es falso que las personas con diagnóstico de diabetes tengan prohibiciones alimentarias de por vida o que no puedan degustar pan, pastas, galletas o dulces en cantidades moderadas. En función del ritmo de vida, las necesidades energéticas y las preferencias personales, los diabéticos podrán consumir todo tipo de alimentos sabiendo cuándo, de qué manera, en qué proporción y con qué frecuencia tomarlos.

Los alimentos ricos en hidratos de carbono no estarían excluidos de su plan de alimentación, ya que añadiendo fibra o proteínas se consigue reducir el efecto sobre la glucemia o el índice glucémico. Prohibiendo el chocolate, las golosinas, los postres, el helado o cualquier tipo de dulce dificultaría mantener el control y lo único que conseguiríamos es avivar el deseo de consumirlos. Si tuviéramos delante un pastel, por ejemplo, lo ideal sería comer una cantidad razonable y acompañarlo de frutas con cáscara a fin de ralentizar la elevación de la glucemia. Tomando una porción de tarta o cualquier otro dulce no es aconsejable agregar nuevamente azúcar, es decir, evitaríamos beber un refresco azucarado al mismo tiempo.

Aprender a alimentarse correctamente es clave en el control y la prevención de la diabetes, de ahí que recomendemos acudir al médico o dietista para que facilite al paciente una dieta adecuada y flexible que se adapte a su estilo de vida.

En Muy en forma | El té negro se relaciona con un menor riesgo de diabetes

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.