Alimentos permitidos para diabéticos

Las personas que sufren diabetes pueden comer prácticamente de todo, incluso dulces. Según la Asociación Americana de Diabetes, la cantidad total de carbohidratos y las calorías que se consumen tienen mayor importancia que el tipo de carbohidrato en sí
13 de agosto de 2013
Etiquetas
alimentos permitidos diabeticos

Los diabéticos pueden tomar de manera ocasional bebidas ‘light’ sin azúcar | Satish

Los diabéticos pueden comer de todo, pero deben tomar precauciones con respecto al reparto y la cuantificación de los alimentos que contienen hidratos de carbono. De hecho, las recomendaciones dietéticas para la diabetes mellitus son prácticamente las mismas que para la población general: dieta mediterránea equilibrada con alto aporte de fibra y bajo contenido en grasa.

Se individualizará la alimentación del paciente diabético teniendo en cuenta factores como el estilo de vida, la edad, el nivel de actividad física, los hábitos, preferencias y aversiones, así como la evolución de la enfermedad. La dieta desempeña un papel fundamental en la prevención de esta patología crónica, y también es uno de los pilares del tratamiento de la misma, puesto que colabora en la regulación de los niveles de azúcar en sangre y evita posibles hiperglucemias e hipoglucemias a largo plazo. A diferencia de lo que se cree, el azúcar no provoca la diabetes. Según sostiene la Asociación Americana de Diabetes (ADA, por sus siglas en inglés), es más importante la cantidad total de carbohidratos que se consumen que el tipo de carbohidrato en sí.

Leyendo las etiquetas que reflejan los valores nutricionales de los alimentos y cuidando las porciones, incluso pueden comer dulces o productos que contengan azúcar dentro de unos límites razonables. Entre los alimentos permitidos (de consumo moderado y ocasional) que suelen estar incluidos en el programa alimenticio de los pacientes diabéticos encontramos la leche y los derivados lácteos: quesos grasos, postres elaborados con margarina o mantequilla y edulcorantes que resisten la cocción, nata, etc.

Lo mismo ocurre con las carnes semigrasas como el hígado, el jamón, los fiambres de pollo o pavo y otros embutidos en menores proporciones. En lo que respecta a los cereales, podríamos incluir pan blanco y galletas tipo María en pequeñas cantidades. En cuanto a las bebidas, estaría permitido tomar zumos comerciales sin azúcar, vino de mesa, café, descafeínado y refrescos light con edulcorantes.

Dentro de la lista de productos “tolerados por diabéticos” o “sin azúcar” estarían las mermeladas, bollería normal o integral, helados con edulcorantes acalóricos, pasteles, chocolate…

La alimentación de los diabéticos no implica un aumento en el presupuesto de la compra ni requiere la adquisición de productos especiales, pero la oferta es cada vez más amplia.

Recalcamos que la utilización de estos productos no supone importantes ventajas para el diabético, solo consiguen reducir ligeramente la cantidad de hidratos de carbono presentes en el alimento original.

En Muy en forma | Alimentos que no debe consumir un diabético

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.