Alimentos para estudiar y mejorar la memoria

Las nueces, el aguacate, el salmón, los huevos, el té verde, el chocolate, la avena, los plátanos, los arándanos y las zanahorias, entre otros alimentos, nos ayudan a estudiar y a fortalecer nuestra memoria y concentración durante épocas de estudio y exámenes
28 de mayo de 2014
alimentos estudiar mejorar memoria

En época de exámenes, la alimentación juega un papel crucial a la hora de estudiar y concentrarse | Steven S.

Los meses de junio y septiembre son, para muchos jóvenes, sinónimo de exámenes: exámenes finales, recuperaciones, exámenes de selectividad… Son momentos de hincar los codos y estudiar como posesos sin salir de casa o de la biblioteca. Pero no te vamos a engañar ni crear falsas esperanzas: no existen soluciones ni pócimas milagrosas, porque para milagros, los de Lourdes. No obstante, sí podemos aprovechar las propiedades que ciertos alimentos aportan a nuestro organismo para retener y potenciar nuestra memoria y concentración. Y es que una buena alimentación es clave a la hora de mantener un equilibrio óptimo entre cuerpo y mente.

Entre aquellos alimentos que favorecen la retención de memoria a la hora de estudiar nos encontramos con…

Nueces

Las nueces son, además de un buen aliado para reducir el colesterol, la grasa abdominal y el riesgo de infarto o ictus, eficaces, gracias a su alto contenido en fósforo, para mejorar el rendimiento de nuestro cerebro. Otro fruto seco que mejora la memoria es la almendra.

Aguacate y salmón

El aguacate es un alimento muy completo y saludable que destaca por su alto aporte en ácidos grasos omega 3, potasio, fibra y antioxidantes, un cóctel de propiedades beneficiosas que ayuda a potenciar el nivel de concentración en época de estudio. El salmón, también rico en grasas saludables, aporta similares características a nuestro organismo, aparte de ayudar a controlar el colesterol y evitar problemas cardíacos.

Jalea real y miel

La jalea real potencia el sistema inmunológico, aporta energía y reduce la fatiga física y mental. La miel, por su parte, recomendada frente al azúcar, también proporciona energía y nutrientes esenciales para el organismo.

Huevos

Consumidos con moderación (por su relación con el colesterol), los huevos mejoran, a la larga, nuestra capacidad de atención, concentración y memoria gracias a los aminoácidos esenciales y vitaminas del grupo B que contienen en la yema.

Té verde y chocolate

Las propiedades y beneficios del té verde son conocidos desde hace cientos de años por el ser humano. Su acción estimulante supone una inyección de energía para el organismo. Con solo una taza de té verde al día aportamos al cuerpo el nivel adecuado de cafeína para mantener la concentración en aquellas largas jornadas de estudio. De igual forma, el chocolate negro, tomado en su justa medida, satisface la necesidad de azúcar, lo que ayuda a que el cerebro mantenga la atención y la concentración y, al mismo tiempo, lucha contra la depresión y el estrés.

Avena

La avena destaca entre los cereales por su aporte de vitamina B1, beneficiosa para la piel y el sistema nervioso. También cuenta con un alto aporte de proteínas y grasas que ayudan a retener la memoria y la concentración.

Plátanos y arándanos

El plátano es, quizá, una de las frutas más consumidas y con mayor reputación entre los deportistas. Por su alto contenido en potasio, vitamina C y vitamina B6 actúa mejorando la concentración mental. Por su parte, los arándanos, abundantes en vitamina C y fuente de fibra, potasio, hierro y calcio, también aumentan la concentración durante la jornada y, además, previenen enfermedades degenerativas como el párkinson y fortalecen la memoria a largo plazo.

Zanahorias

Las zanahorias sirven para mucho más que potenciar el bronceado de nuestra piel en verano. Consumirlas regularmente, preferiblemente crudas, puede aumentar nuestras habilidades de retención y memoria gracias a los betacarotenos, uno de los precursores de la vitamina A más importantes que ayuda a blindar el sistema inmunológico, la vista y los huesos.

Alimentos proteicos

La leche desnatada, el pollo, el pavo y todos aquellos alimentos ricos en proteínas nos ayudan a mantener la concentración y la memoria. Además, ciertos estudios apuntan a la proteína IGF-II como clave a la hora de reforzar la memoria.

Vitaminas

Según un estudio, la vitamina B12 es muy importante para mantener las capacidades cognitivas e impedir el deterioro mental. Asimismo, la vitamina C, presente principalmente en los cítricos, la vitamina B6 y la vitamina E juegan un papel fundamental en la mejora de la memoria y el lenguaje.

Conclusiones

Según una investigación llevada a cabo por la Universidad de Nueva Gales del Sur, la comida “basura” podría dañar la memoria a corto plazo. Otro motivo más para no tomarla, más aún si estamos en época de exámenes.

Pero volviendo a lo que nos interesa, como decíamos al comienzo, atiborrarte a estos alimentos y tomar suplementos vitamínicos y demás complementos no te va a salvar del suspenso. La clave es bien simple: alimentarse equilibradamente, despejar la mente practicando deporte, dormir y descansar bien y, sobre todo, ¡estudiar!

En Muy en forma | Come frutas rojas para retrasar la pérdida de memoria

2 Comentarios
  1. francely
    Publicado el 3 junio, 2015 a las 04:13 | Enlace

    interesante las ayudas para el cerebro y la memoria.

  2. Marlene estrada
    Publicado el 8 septiembre, 2016 a las 03:00 | Enlace

    Muy buena informacion felicidades

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.