» » » Alimentos diuréticos

Alimentos diuréticos

Los alimentos más diuréticos son la sandía, el té verde, los espárragos, la manzana, el tomate, la alcachofa, el pepino, el vinagre de manzana, los arándanos, la piña, la pera, el apio, la cebolla, el melón y la avena

20 de junio de 2012
Etiquetas

Alimentos diureticos

Los diuréticos son sustancias naturales que pueden encontrarse en los alimentos y en algunos medicamentos obtenidos en laboratorios.

La misión principal de los diuréticos es aumentar la secreción de orina por parte de los riñones para que, de este modo, el organismo se libere del agua y sales, así como de otras sustancias, consecuencia del funcionamiento del cuerpo humano, que pueden resultar nocivas para nuestra salud.

La retención de líquidos tiene lugar cuando el agua que almacena nuestro organismo supera las tres cuartas partes del peso corporal, y, aunque pueda resultar contradictorio, está íntimamente relacionada con la ausencia o el escaso consumo de alimentos diuréticos. Esto ocurre porque el organismo detecta que no hemos ingerido suficiente líquido y se almacena el restante como reserva, provocando una hinchazón en manos y/o pies, principal característica de la retención de líquidos.

La forma más usual de aumentar la secreción de orina es ingerir una buena cantidad de líquido, especialmente agua, la cual se recomienda beber entre 1,5 y 2 litros diarios, aunque también podemos tomar zumo de frutas o leche.

Pero hay muchos alimentos con grandes propiedades diuréticas, sobre todo las frutas, las hortalizas y las verduras. En concreto, los alimentos más diuréticos son la sandía, el té verde, los espárragos, la manzana, el tomate, la alcachofa, el pepino, el vinagre de manzana, los arándanos, la piña, la pera, el apio, la cebolla, el melón y la avena. El café también está considerado como un buen diurético, pero, al tener cafeína, su consumo excesivo puede ser perjudicial para la salud.

Entre los alimentos diuréticos no podemos dejar pasar algunas infusiones de plantas medicinales que resultan muy recomendables para quienes sufren de retención de líquidos, como la tila, la manzanilla, el hibisco, la cola de caballo y las flores de sauco. Todas ellas podemos encontrarlas fácilmente en supermercados o en tiendas especializadas en dietética o herboristerías.

Debemos tener presente que los principales enemigos de los alimentos diuréticos son las grasas, el azúcar y, sobre todo, la sal.

Los diuréticos naturales son mucho más beneficiosos para el organismo que los producidos elaborados en laboratorios farmacológicos, ya que no conllevan pérdidas importantes de minerales significativos para el cuerpo humano. Sin embargo, el abuso de estos alimentos, en detrimento de otros que no sean tan ricos en agua, puede conducirnos a la deshidratación y a peligrosos desequilibrios electrolíticos en el cuerpo (los electrolitos son algunas sustancias químicas como el calcio, el magnesio o el potasio, que deben estar presentes en nuestro torrente sanguíneo), por lo que siempre debemos procurar que nuestra dieta sea lo más equilibrada y variada posible.

Fotografía | Laurel Fan
En Muy en forma | Dietas depurativas para limpiar el organismo

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UN COMENTARIO
*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.