Alimentos alcalinos

Entre los alimentos alcalinos se hallan el ajo, el limón, la quinoa y la mayoría de frutas y verduras. La dieta alcalina se basa en la suposición de que los alimentos ácidos empeoran nuestra salud y los alcalinos la mejoran
19 de mayo de 2015
alimentos alcalinos

Alimentos alcalinos como el ajo o el limón aportan supuestos beneficios saludables | Young S.

La obsesión por tener un cuerpo de portada de revista lleva a una buena parte de la población a probar todo tipo de dietas que, en ocasiones, suponen un riesgo para la salud. La dieta alcalina ha sido una de las últimas en saltar a la fama de la mano de las celebridades internacionales, actrices y modelos que, necesariamente, no llevan hábitos de vida saludables.

Los promotores de la dieta alcalina la conciben como un método efectivo para eliminar toxinas, perder peso y prevenir o tratar diversas enfermedades. La también llamada dieta alcalinizante postula que hay alimentos que pueden acidificar el organismo condicionando patologías como la osteoporosis, el estreñimiento, la obesidad o el cáncer.

La alimentación alcalina enuncia que la clave se encuentra en mantener el pH corporal a un nivel de alcalinidad en torno a 7, el que posee la sangre. En otras palabras, propone consumir alimentos que alcalinicen el pH (que supuestamente mejorarían la salud) e ingerir pocos alimentos ácidos, los cuales la empeorarían.

Según estas conjeturas, nuestra dieta debería estar compuesta en un 80% de alimentos alcalinos y en un 20% de alimentos acidificantes o ácidos. Pero ¿cuáles son los alimentos recomendados en la dieta alcalina?

Alimentos alcalinos y alimentos ácidos

La dieta alcalina recomienda ingerir alimentos que ayudan a regular el pH, entre los que se incluyen la mayoría de frutas y verduras, salvo la patata, la berenjena, el pimiento, el tomate y los arándanos. Tampoco forman parte de la lista de alimentos alcalinos los pepinillos y otros vegetales en vinagre.

En cuanto a las fuentes de hidratos de carbono, se debe escoger la quinoa, el maíz, el amaranto o las lentejas, pero no se permite la ingesta de arroz, avena, pan y pastas.

Por otra parte, excluye pescados, mariscos, pollo, cerdo, cordero, pavo y otras carnes altamente ácidas como fuentes proteicas, apostando por la leche y el queso de cabra, la leche y el queso de soja e, incluso, fomentando el consumo de leche materna.

En lo que respecta a las grasas, únicamente están permitidos el aceite de oliva y el aceite de canola. En la dieta alcalina no se utiliza el azúcar blanco para endulzar, de modo que sólo se podría consumir miel cruda, azúcar integral o stevia.

¿Qué más se debe evitar? Pues, por ejemplo, los refrescos, el vino, la cerveza y otras bebidas alcohólicas, además de las que contienen cafeína. En cambio, sí se consideran alcalinos el té verde, el té de hierbas y el jugo de limón.

Dieta alcalina: ¿es realmente saludable?

La dieta alcalina está basada en la hipótesis de que nuestro estado de salud mejorará si se dividen los alimentos de acuerdo a su capacidad para acidificar o alcalinizar, de lo cual no hay evidencia científica. Tomar en cuenta los planteamientos de este método alternativo podría alejarnos de las dietas que sí han demostrado ser saludables.

Si bien es altamente recomendable aumentar la ingesta de alimentos ricos en minerales y fibra, como sugiere la dieta alcalina, estaríamos alejándonos de unos patrones de alimentación equilibrados al eliminar grupos de alimentos. Hay que tener en cuenta que no se pueden consumir todas las frutas y verduras ni comer alimentos tan populares y sanos como el pan o el pescado.

En principio, llevar una dieta rica en alimentos alcalinos constituye una propuesta alimentaria difícil de llevar a cabo y de mantener en el tiempo. Seguir una dieta alcalina estricta u otros regímenes drásticos sin la supervisión de un especialista puede afectar sensiblemente la salud. Un nutricionista podrá recomendar una dieta sana y acorde a nuestras necesidades personales que no resulte perjudicial y ayude a perder peso con resultados duraderos.

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.