Alimentos a evitar para definir los abdominales

Para conseguir unos abdominales definidos hay que cuidar la alimentación, no basta con machacarse haciendo ejercicio. Los fritos, la comida basura y la bollería le hacen un flaco favor a la grasa abdominal
7 de diciembre de 2012
Etiquetas

alimentos definir abdominales

Lo primero que pensamos al ver un abdomen bien definido y tonificado es en la cantidad de horas de ejercicio que son necesarias para conseguir uno igual. Como tantas y tantas veces repetimos, la dieta es uno de los pilares básicos para definir los abdominales. Al igual que existen métodos de cocción poco aconsejables para lograr un abdomen de acero, hay una serie de alimentos que conviene evitar para lucir un vientre marcado, sexy y sin un ápice de grasa.

Los fritos y rebozados aumentan considerablemente nuestro nivel de grasa. En esta categoría se engloban todos aquellos productos que se fríen con abundante aceite y se rebozan con harina o pan rallado. Ahí van algunos ejemplos: croquetas, patatas fritas, calamares, milanesas, etc.

Por su parte, la bollería industrial contiene grasas, en su mayoría trans o hidrogenadas, y un alto porcentaje de azúcar añadido para mejorar el sabor.

También cuentan con elevado aporte energético las salsas. La mayonesa se lleva la palma, pudiendo contener entre 65 y 75 gramos de aceite y alrededor de 700 calorías por cada 100 gramos de producto. Incluso las versiones light se deben limitar o consumirse con moderación si queremos reducir el aporte graso de la dieta.

Los fiambres y embutidos son ricos en grasas saturadas y colesterol, y en muchos casos añaden hidratos como la fécula de patata. Puestos a elegir, nos quedaremos con embutidos magros; el jamón cocido y la pechuga de pollo o pavo son las mejores opciones.

Los snacks salados y las chuches no se libran de la quema. Las golosinas disparan los niveles de glucosa en sangre, lo que se traduce en grasa. Los aperitivos, palomitas de maíz, pipas y mezclas de frutos secos para picar entre horas incorporan bastante sal y producen retención de líquidos.

No podemos olvidarnos de las galletas, que van disfrazadas con términos como diet, integral, 0% grasa o sin colesterol como reclamo publitario. Aunque algunas variedades presentan un reducido nivel de grasas saturadas, las calorías siguen siendo significativas.

Por otro lado, está demostrado que los refrescos y los helados van cubriendo nuestra cintura y abdomen de michelines, porque llevan una cantidad desproporcionada de azúcares.

Si quieres tomar algo de postre, opta por la fruta fresca y evita las tartas y los pastelitos. En general, la denominada comida basura o fast-food (hamburguesas, pizzas, kebabs y precocinados) favorecen la grasa abdominal. La comida procesada combina hidratos simples, grasas y altos niveles de sodio; una auténtica bomba para el organismo. Si vas a comer en algún restaurante de comida rápida es preferible que elijas los de tipo bufé para que puedas seleccionar los alimentos tú mismo.

Fotografía | Rofi
En Muy en forma | Consejos para marcar los abdominales

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.