Alergia al trigo

La alergia al trigo obedece a una reacción alérgica a las proteínas que contiene el trigo. Las personas con alergia al trigo pueden consumir otros cereales que contienen gluten, como la cebada, la avena o el centeno. Los síntomas de la alergia van desde simples molestias estomacales hasta dificultad respiratoria y peligro de muerte
9 de junio de 2015
Etiquetas,  
alergia al trigo

Alergia al trigo, una alergia alimenticia muy común | Henry H. (CC by 2.0, Flickr)

Cuando se tiene una alergia alimenticia hay una respuesta anormal por parte del sistema inmunológico ante aquellas sustancias alimenticias que interpreta como una amenaza. En cambio, la intolerancia a determinadas comidas no implica o compromete al sistema inmunitario.

Centrándonos en la alergia al trigo, el sistema inmune reacciona desproporcionadamente a alguna de las proteínas del trigo (albumina, globulina, gliadina y glutenina), a las que considera agentes invasores. La reacción alérgica puede desencadenarse tanto al consumir trigo como al inhalar partículas de trigo mientras se muele para hacer harina, por ejemplo.

Alergia al trigo no es lo mismo que enfermedad celíaca

El gluten es una de las cuatro proteínas principales del trigo y está involucrado en una afección conocida como enfermedad celíaca. La alergia al trigo hace referencia a una reacción alérgica a las proteínas que componen el trigo. A menudo la celiaquía o enfermedad celíaca tiende a confundirse con la alergia al trigo, pero no se trata de la misma afección.

En la enfermedad celíaca no se producen reacciones alérgicas, y quienes la padecen deben eliminar de la dieta todos aquellos alimentos que contienen gluten, proteína también presente en la cebada, el centeno o la avena. Las personas con alergia al trigo pueden consumir cualquiera de estos cereales alternativos.

Síntomas de la alergia al trigo

La alergia al trigo es más común en niños que en adultos, pues la mayoría de niños verán que la alergia que padecen desaparece a medida que se hacen mayores.

Los síntomas comunes de la alergia al trigo pueden aparecer minutos después de consumirlo o al cabo de unas horas. Generalmente la sintomatología abarca reacciones cutáneas, (erupciones, urticaria, eczema…), ampollas en los labios y problemas intestinales, tales como náuseas, vómitos, diarrea, indigestión y cólicos abdominales.

El grado de reacción alérgica varía de leve a grave, pudiendo ir desde molestias en el estómago hasta el peligro de muerte. El síntoma más extremo de la alergia al trigo quizá sea la anafilaxis, una reacción fatal que llega a provocar problemas respiratorios y a poner en riesgo la vida de la persona afectada.

La mejor forma de diagnosticar si se padece alergia al trigo es observar si los anteriormente mencionados síntomas aparecen cada vez que ingeriremos trigo. No obstante, es difícil de diagnosticar, pues el trigo forma parte de otros muchos alimentos.

Alimentos a evitar

El tratamiento convencional para las alergias alimentarias es evitar el alérgeno en cuestión. Si tras la pertinente evaluación médica nos diagnostican alergia al trigo, tendremos que evitar por completo los productos o alimentos que lo contengan. La recomendación es identificar los productos alimenticios que causan reacción y luego eliminarlos de la dieta.

Como muchos productos incorporan trigo, es imprescindible leer cuidadosamente las etiquetas para detectar su posible presencia entre los ingredientes. ¿Qué alimentos se pueden comer y cuáles no en caso de alergia al trigo? Entre los alimentos que habitualmente contienen trigo están galletas, panes, salsas, cerveza, sopas, pasta, chocolates, caramelos, dónuts y otros productos de repostería.

En los establecimientos de alimentación natural y en la mayoría de supermercados se comercializan alternativas seguras, desde panes y pastas hasta cereales de desayuno libres de trigo. También encontrarás una amplia gama de harinas de cereales alternativos (mijo, alforfón, quinoa, maíz, patata, soja…) para elaborar pan y dulces.

La espelta y el kamut se consideran dos sustitutos adecuados para las personas con alergia al trigo o las que padecen la enfermedad celíaca.

En Muy en forma | Alergia al frío

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.