Alcachofas con jamón

Las alcachofas con jamón es un plato clásico de la gastronomía española, sobre todo durante el otoño. Aprende a elaborar esta sana y rica receta
7 de noviembre de 2013
Etiquetas
alcachofas jamon

Alcachofas con jamón, una receta otoñal que quita el sentido | Kochtopf

Aunque podamos encontrarla en el mercado durante varios meses, la mejor temporada de la alcachofa, con excelente calidad y buen precio, es el otoño. Como siempre resulta mucho más económico y saludable comer verdura de temporada, nuestra sugerencia del día es preparar un plato clásico de la gastronomía española en el que la alcachofa sea la gran protagonista.

La alcachofa es muy utilizada en dietas de adelgazamiento por su poder diurético y bajo valor calórico, pero también reúne otras múltiples propiedades beneficiosas para la salud. Además de favorecer la eliminación de líquidos y sustancias tóxicas a través de la orina, contiene una abundante cantidad de fibra que regula el tránsito intestinal.

Es una desconocida fuente de potasio, un mineral esencial para la transmisión del impulso nervioso que, junto al sodio, se encarga de regular el balance de fluidos y electrolitos. También es muy recomendable en regímenes orientados a bajar el nivel de colesterol “malo” (LDL) y a la hora de prevenir enfermedades cardiovasculares y combatir la diabetes.

Después de analizar brevemente las propiedades nutritivas del manjar del Mediterráneo, vamos a enfundarnos el delantal y a preparar en vuestra agradable compañía unas ricas y agradecidas alcachofas con jamón para relamerse los labios. Toma nota de los ingredientes que debes tener en la alacena y anímate a cocinar esta sencillísima y humilde receta que gusta a los peques de la casa y es garantía de éxito cuando llegan invitados por sorpresa.

Ingredientes

Cinco alcachofas, una cebolla, dos dientes de ajo, 200 gramos de jamón serrano cortado en tacos o en lonchas finas, aceite de oliva, limón y sal.

Preparación

Antes de deshojar las alcachofas, hay que meterlas en agua con un buen chorro de limón para evitar que se ennegrezcan según las vamos pelando. Para limpiar las alcachofa, hemos de ir retirando las capas más duras y el tallo hasta quedarnos con el corazón. Cuando las alcachofas están limpias y troceadas, se cuecen en agua hirviendo y sal durante 15-20 minutos.

Por otro lado, mientras las alcachofas se cocinan, añadiremos aceite en un cazuela para sofreír la cebolla y los ajos. En el momento en el que la cebolla empiece a volverse transparente, toca incorporar los tacos de jamón serrano, aunque también puedes reemplazarlo por jamón York o bacón.

Ya por último, se agregarán las alcachofas y un poco del agua de cocción, dejándolas a fuego lento unos minutos para que los sabores se integren.

En Muy en forma | Dieta de la alcachofa

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.