Alcachofa para adelgazar

Las propiedades de la alcachofa ayudan a perder peso y adelgazar. Poseen mucha fibra y componentes que ayudan a metabolizar mejor las grasas y eliminar toxinas y residuos del organismo
27 de noviembre de 2013
Etiquetas,  
alcachofas adelgazar

Alcachofas, el alimento estrella en las dietas de adelgazamiento | Wilvia

¿Es la alcachofa un milagro “quemagrasas”? Aunque no está demostrado que ciertos alimentos tengan la propiedad de eliminar grasas, sí hay algunos que ayudan a acelerar el metabolismo y a evitar la retención de líquidos. La alcachofa es otro de los tantos productos de moda para adelgazar o, al menos, controlar el peso corporal y los kilos que marca la báscula.

En incontables ocasiones hemos oído hablar de las propiedades adelgazantes que se le atribuyen y de la popular dieta de la alcachofa, a la que en una época todo el mundo recurría para bajar de peso rápidamente y de forma natural con el fin de lucir un cuerpazo de aúpa.

¿Qué tendrá la alcachofa para haberse convertido en un superalimento? La creciente fama de esta hortaliza otoñal se debe a su bajo contenido en grasa y a su elevado poder diurético. Tiene componentes muy beneficiosos para la salud en general y positivos a la hora de perder peso, pero aun así es un error basar nuestra alimentación exclusivamente en la ingesta de alcachofas. En su composición destaca la presencia de una abundante cantidad de fibra que favorece la eliminación de toxinas y residuos del organismo y ayuda a regular los niveles de colesterol en sangre, protegiendo, además, contra el estreñimiento.

La alcachofa contiene inulina, un polisacárido que mejora la digestión y contribuye a reducir el riesgo de enfermedades como la diabetes y la obesidad. También cabe mencionar otra sustancia denominada cinarina, cuya misión es estimular la secreción biliar para conseguir metabolizar mejor las grasas, así como combatir la retención de líquidos. Posee pocos hidratos de carbono y proteínas, lo que hace que tenga un contenido calórico muy bajo (apenas hay 12 calorías en 100 gramos de alcachofas).

Por su efecto depurativo, bajo aporte de grasas y pocas calorías se considera a la alcachofa un alimento casi milagroso para adelgazar. No obstante, debemos tener en cuenta que de nada sirve “ponerse ciego” de alcachofas si nuestra alimentación es rica en grasas y azúcares. Nunca ganaremos en salud y conseguiremos perder peso o mantener la línea comiendo alcachofas a destajo si descuidamos la dieta creyendo que las alcachofas son un milagro que nos han vendido durante tanto tiempo.

Recuerda que lograr un descenso en el peso efectivo y duradero requiere un estilo de vida saludable que conjugue la actividad física con una dieta sana y equilibrada.

Puedes tomar alcachofas cocinadas al horno, al vapor, a la plancha, hervidas, en guisos, arroces o pastas, y como acompañamiento de ensaladas, carnes o pescados, e incluso en salsas y demás aderezos. También puedes aprovechar sus propiedades y beneficios mediante cápsulas, pastillas o comprimidos.

En Muy en forma | Más beneficios de la alcachofa

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.