Albóndigas de pavo y salvado de avena en salsa

Te invitamos a preparar un plato de albóndigas con una carne de pavo, que acompañaremos con un salsa de tomate casera
7 de marzo de 2012
Etiquetas,  
receta Albondigas pavo salvado avena

Albóndigas de pavo y salvado de avena en salsa, una receta sana y nutritiva | Brixton

La carne de pavo es una alternativa saludable a las carnes rojas, ya que cuenta con una menor cantidad de grasa saturada. En promedio, el pavo es mucho más magro, además de ser una excelente fuente de proteínas. No posee grandes cantidades de purinas, con lo cual es apto para los que tienen ácido úrico en sangre. Las personas que presentan unos elevados niveles de colesterol, o que siguen una dieta baja en grasa, pueden beneficiarse de sus propiedades. Sin olvidarnos de los deportistas que quieren aumentar su masa muscular de manera sana.

Se considera un buen aliado para mantener la forma física y cuidar la línea al máximo. De hecho, por su aporte calórico moderado, fácil digestión y casi imperceptible porcentaje de grasa, no suele faltar en las dietas de definición muscular. Por estos motivos, queremos invitaros a preparar en nuestra compañía una sencilla, rápida y saludable receta de albóndigas de pavo y salvado de avena en salsa.

Ingredientes

400 gramos de pechuga de pavo picada, una cebolla, dos dientes de ajo, dos cucharadas soperas de harina de trigo, una cucharada sopera de salvado de avena, un huevo, una taza de tomate triturado, tres cucharadas de pan rallado, dos cucharadas de aceite, hierbas de provenza, perejil, sal y pimienta blanca al gusto.

Preparación

Primero pelaremos y picaremos finamente media cebolla y los ajos. Pondremos un sartén al fuego justo con la mitad del aceite indicado, y sofreiremos las hortalizas durante unos 5 minutos. Cuando la cebolla esté tierna y empiece a adquirir un color semitransparente, la retiraremos. Después la escurriremos bien con ayuda de un papel absorbente y la dejaremos enfriar.

En un recipiente amplio vamos a mezclar la carne de pavo picada con la harina, el salvado, la clara de huevo y la mezcla anterior. Añadiremos unas hojas de perejil finamente picado, una pizca de sal y otra de pimienta blanca. Uniremos todos los ingredientes con la ayuda de una espátula.

En un bowl aparte batiremos con un tenedor la yema de huevo. Iremos formando pequeñas albóndigas y las pasaremos por la yema de huevo. Luego las cubriremos ligeramente con pan rallado y las llevaremos a la nevera en una fuente o bandeja durante unas dos horas. Incluso podríamos utilizar el propio salvado de avena para “rebozar” las albóndigas.

Prepararemos la salsa con la otra mitad de la cebolla, el tomate triturado y las hierbas provenzales (podéis elegir las especias que más os gusten). En una sartén impregnada con unas gotas de aceite cocinaremos las albóndigas hasta que adquieran un color dorado por ambas caras. Por último, añadiremos nuestra salsa de tomate y mantendremos a fuego bajo durante cinco minutos más para que las albóndigas tomen el sabor de la salsa.

Esta receta es un plato de cinco estrellas, bajo en calorías y que no presenta mayores dificultades. Incluso los niños pueden ayudarnos a elaborarlas y familizarse con una carne tan nutritiva como la de pavo. ¡A disfrutarla! Y a dar buena cuenta de ello. Esperamos que, en cuanto cojas el mandil y te pongas manos a la obra, nos comentes si estas albóndigas de pavo satisfacen a tu paladar.

En Muy en forma | ‘Risotto’ de setas, gambas y espárragos trigueros

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.