Aire acondicionado en verano: ¿aliado o enemigo?

El empleo excesivo o uso inadecuado del aire acondicionado puede provocar problemas respiratorios
17 de agosto de 2012
Etiquetas
Aire acondicionado verano

Aire acondicionado, un electrodoméstico que genera diversidad de opiniones | Link576

Estamos sufriendo un verano más caluroso que de costumbre, y es probable que aflore por todo el país la típica conversación acerca de la rabiosa, en el sentido más amplio de la palabra, actualidad meteorológica. Ni que decir tiene que las altísimas temperaturas contribuyen de manera notable a avivar la plaga de incendios y conatos que se registran en la península y en Canarias. Con la ola de calor que nos azota, crece la probabilidad de que más de uno se pregunte cuál es la forma más efectiva de combatir el bochorno.

Y es aquí cuando sale a relucir el aire acondicionado, tabla de salvación para muchos y leviatán en persona para los que padecen problemas respiratorios. En plena época estival cada uno traza su propia estrategia para soportar temperaturas que rozan o superan, en algunos casos, los 40 °C. Para sobrellevar el abrasivo calor los establecimientos optan por encender el aire acondicionado, exponiendo a los trabajadores a los peligros que conllevan las temperaturas excesivamente bajas.

El contraste de temperaturas entre la calle, o nuestra vivienda habitual, y los establecimientos comerciales incrementa el riesgo de sufrir catarros, rinitis y otras afecciones de tipo respiratorio infeccioso. Se llegan a producir diferencias de 23 °C del exterior al interior de las tiendas, lo que conlleva que los empleados experimenten sensaciones tan incómodas como sequedad en la mucosa nasal y bucal.

El cliente también acaba pagando las consecuencias de este contraste de ambientes, sin que nada pueda hacer para remediarlo. Las temperaturas en el lugar de trabajo y los medios de trasporte tampoco parecen las más idóneas. Los expertos recomiendan que no se emplee excesivamente el aire acondicionado y que se tomen medidas tan clásicas como cerrar las persianas de día y usar el ventilador de noche para así mantener en el hogar una temperatura entre los 22 y 23 °C.

En Muy en forma | Remedios caseros contra la afonía y el dolor de garganta

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.