¿El aguacate engorda?

Comer aguacate en cantidades moderadas no engorda. Consumido con moderación, ayuda a reducir el colesterol, a controlar la diabetes y a prevenir la retención de líquidos. Es un falso mito nutricional que el aguacate no tenga cabida en cualquier dieta saludable, puesto que mayormente aporta grasas insaturadas o saludables
16 de febrero de 2015
Etiquetas,  ,  
aguacate engorda

El aguacate no engorda; aporta muchos beneficios saludables para el organismo | UnknownNet P. (CC by 2.0, Flickr)

Adiós al pan, a la pasta, al plátano y a las aceitunas en la ensalada. Ojo con el aceite y los frutos secos. Y no hablemos del aguacate, porque le acompaña la fama de engordar una barbaridad. Lo que no tiene ningún sentido es evitar alimentos con un interesante perfil nutricional y luego comerse alegremente una bolsa de patatas fritas, un refresco o un bollo sin fijarse para nada en las calorías.

El aguacate es uno de los alimentos que hasta hace poco estaba prohibido en las dietas para perder peso por su elevado valor calórico y contenido graso. A la hora de pautar un régimen o un plan de alimentación para adelgazar, siempre ha entrado en la lista de alimentos “indeseados” o en la categoría “consumir con mucha moderación” debido a su aporte energético.

A pesar de ser un fruto altamente calórico, el aguacate puede formar parte de cualquier dieta saludable siempre que se tome en cantidades adecuadas. No hay que prescindir del aguacate para bajar de peso ni clasificar los alimentos en los que engordan y los que adelgazan, puesto que será el conjunto de la dieta, sumado a la actividad física y las circunstancias personales, lo que determine si ganamos, perdemos o mantenemos el peso. Por tanto…

¡No, el aguacate no engorda!

¿De dónde surge el falso mito de que el aguacate engorda? La gente escucha la palabra “grasa” y rápidamente lo asocia, o traduce el término, en “engordar” porque la mayoría desconoce que existen diferentes tipos de grasa y cómo afectan cada uno de ellos en el organismo. Además, en todo caso el que engorda es uno mismo, no el aguacate…

El aguacate es una fruta (no una verdura) atípica, dado que en su composición, en lugar de hidratos de carbono, la grasa es el principal micronutriente. No obstante, en su mayoría, se trata de ácidos grasos insaturados, es decir, grasas que no resultan perjudiciales para la salud.

Estos ácidos grasos saludables, que aumentan los niveles de colesterol HDL (el colesterol “bueno”) en sangre, van acompañados de una gran cantidad de micronutrientes (minerales y vitaminas) y fibra dietética. El contenido en fibra del aguacate produce sensación de saciedad por más tiempo y puede ayudar a calmar el apetito entre comidas.

Más beneficios para el organismo

¿No te parecen suficientes razones para incluir el aguacate en la dieta sin ningún temor? Pues espera, que te contamos más sobre sus beneficios nutricionales. El aguacate contribuye a mantener a raya los triglicéridos y el colesterol, así como a controlar la diabetes, evitando las subidas y bajadas de glucosa. Pero es que además previene la retención de líquidos, por lo que resulta un buen aliado para las personas que sufren hipertensión y quienes con frecuencia suelen notarse hinchados.

Hasta la fecha no hay evidencia científica significativa sobre la relación del aguacate con la obesidad. Los últimos estudios observacionales arrojan resultados positivos, concluyendo que las personas que más aguacate comen presentan un menor riesgo de síndrome metabólico y un peso más bajo. Sí, pese a todas las calorías que posee el aguacate.

Cuestión de calorías

Si lo comparáramos con otros alimentos ricos en grasa como la mayonesa, la mantequilla, el queso de untar o el beicon, comprobaríamos que el aguacate contiene nutrientes mucho más valiosos y que su aporte energético es más bien moderado. Por ejemplo, una cuchara colmada de queso de untar (25 gramos) contiene casi 100 calorías, mientras que 50 gramos de aguacate apenas suman 80 calorías.

También es buena idea reemplazar las salsas, la nata, las cremas de untar y otros productos grasos que utilizamos diariamente para así consumir menos grasas saturadas y no sumar calorías extra a la dieta.

Existen muchas deliciosas maneras de utilizar y consumir aguacate. ¿Aún no lo has probado? Te sorprenderá cómo se deshace en la boca cuando está en su punto óptimo de maduración y lo agradable que resulta al paladar. Anímate y prueba nuestra receta: ensalada de brócoli, aguacate y nueces.

En Muy en forma | Propiedades del aguacate

2 Comentarios
  1. PATRICIA FLORES
    Publicado el 5 junio, 2015 a las 06:50 | Enlace

    BONDADES DEL AGUACATE

  2. ttina
    Publicado el 18 noviembre, 2016 a las 19:31 | Enlace

    El aguacate es rico yo me desayuno medio con una rebanada de pan integral y un vaso de zumo natural y genial no tengo apetito en toda la mañana.

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.