Adelgazar con salud, sin mitos ni alimentos prohibidos

La dieta saludable es aquella que incluye todos los grupos de alimentos en la cantidad adecuada. Algunas teorías sobre nutrición se basan en mitos, bulos y creencias erróneas que circulan sobre los alimentos
2 de abril de 2013
Etiquetas
adelgazar saludable

Comer de todo en su justa medida es la máxima de la dieta saludable | Nadir H.

Sobre el pan, los huevos, la carne roja, el marisco y las patatas, entre otros alimentos, pesa una leyenda negra tejida por mitos, falsas creencias y bulos que circulan en torno a la dieta saludable y equilibrada. ¿Realmente existen alimentos con nutrientes negativos? Los popularmente conocidos como quemagrasas (alcachofas, espárragos o pomelo, por ejemplo) ¿son capaces de absorber los lípidos como un lavavajillas?

Todos los alimentos aportan calorías, por lo que no tiene ningún sentido pensar que compensaremos el exceso calórico y graso con ciertos productos alimenticios. La fobia a los hidratos de carbono está tan generalizada que a la consulta de los nutricionistas llegan hordas de pacientes con todo tipo de teorías sobre su restricción en la dieta en pro de alimentos ricos en proteínas, como la carne o el pescado.

Una dieta variada, sin excesos, combinada con ejercicio físico es la única forma de adelgazar con salud

Los alimentos de origen animal no están exentos de grasa, por lo que con las dietas proteicas también es fácil pasarse con las calorías. Prescindiendo del pan y de los cereales integrales renunciamos a los nutrientes y la fibra que contienen. Los huevos, la carne roja y el marisco no son adecuados para las personas con colesterol, pero no necesariamente están relacionados con el aumento de peso. De hecho, son excelentes fuentes de hierro y minerales.

Aunque no tenga calorías, mucha gente piensa –erróneamente– que la sal engorda. La única ventaja de prescindir de la sal en regímenes de adelgazamiento es retener menos líquidos. La gente asocia la palabra dieta a pasar hambre y crear una larga lista de alimentos prohibidos, cuando no es más que el modelo de alimentación de una persona en base a sus condiciones físicas y estilo de vida. Las dietas milagro resultan insuficientes y monótonas, y no implican un cambio hacia hábitos de vida y alimentación saludable.

La máxima para alimentarnos de manera sana y equilibrada sigue siendo comer de todo y en su justa medida, despojándonos de esos mitos nutricionales que son caldo de cultivo para las dietas exprés.

En Muy en forma | Enemigos de la dieta: aprende a identificarlos

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.