Ácido fólico en el embarazo

El ácido fólico es una vitamina del grupo B que debe tomar cualquier mujer en estado fértil para prevenir la muerte neonatal y defectos o malformaciones congénitas durante el desarrollo embrionario. La dosis diaria recomendada es de alrededor de 1 miligramo de ácido fólico
1 de Julio de 2015
ácido fólico en el embarazo

El ácido fólico, una vitamina esencial durante el embarazo | Novi K.

El ácido fólico o folato es una vitamina del grupo B que se encuentra principalmente en los vegetales de hoja verde (como las espinacas, coles y acelgas), las frutas, los granos enteros y los alimentos enriquecidos o fortificados. Salvo en el hígado, el pollo, la leche y otros derivados lácteos, no tiene una presencia significativa en las fuentes de origen animal.

¿Para qué sirve y cuál es su importancia?

La vitamina B9, como se conoce el ácido fólico en su estado natural, interviene en la formación de glóbulos rojos, de ahí que tenga un papel preventivo frente a la anemia. También participa en la síntesis de las estructuras que conforman el ADN, siendo, por tanto, imprescindible durante el desarrollo fetal.

El ácido fólico lleva a cabo otras funciones en el organismo, muchas veces de manera conjunta con la vitamina B12. Es clave para la formación del tubo neural del feto durante las primeras semanas de embarazo. De hecho, se ha demostrado que la administración de ácido fólico o vitamina B9 de manera complementaria en la dieta reduce el riesgo el riesgo de muerte neotal (durante los 28 primeros días de vida) y de malformaciones congénitas que, por lo general, ocurren las primeras semanas de embarazo.

Dosis recomendadas

Durante el embarazo aumentan los requerimientos de ácido fólico, una vitamina hidrosoluble que no puede ser almacenada en el organismo y debe incorporarse mediante la alimentación. Las cantidades sobrantes de ácido fólico se eliminan a través de la orina.

Para la prevención de los defectos del tubo neural del feto, los expertos recomiendan a las mujeres que están en edad fértil, especialmente aquellas que buscan concebir, tomar diariamente 1 miligramo de ácido fólico, al menos un mes antes de la concepción y durante el primer trimestre de embarazo (siempre bajo asesoramiento médico) para prevenir anomalías congénitas o defectos neurológicos.

Si ya se ha tenido un bebé con una anomalía congénita del tubo neural, es muy probable que el médico recomiende una dosis diaria de ácido fólico mayor.

Déficit de ácido fólico

Los síntomas de la deficiencia de ácido fólico son difíciles de observar. Es por ello que aun sintiéndose en perfecto estado de salud, todas las mujeres en edad de concebir necesitan tomar ácido fólico. Es posible que ante una deficiencia leve no exista síntoma alguno, pero no se estaría ingiriendo la cantidad óptima para el desarrollo del embrión.

Las manifestaciones o síntomas de la carencia de ácido fólico abarcan: inapetencia, pérdida de peso, dolores de cabeza, palpitaciones, debilidad e irritabilidad.

Otras consideraciones

Un dato a tener en cuenta es que con la manipulación de los alimentos se puede llegar a perder o destruir gran parte de esta vitamina. Más de la mitad del contenido de ácido fólico puede ser destruido en cocciones prolongadas y alimentos conservados a temperatura ambiente.

Por lo tanto, siempre conviene comer la fruta y las verduras preferiblemente crudas, elegir cocciones suaves (al vapor) y guardar los alimentos en el frigorífico.

En Muy en forma | Alimentos ricos en ácido fólico

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.