Aceite de onagra: un sinfín de propiedades saludables

De las semillas de la planta de la onagra se extrae, mediante presión en frío, un maravilloso aceite con múltiples fines medicinales. El aceite de onagra se usa para mantener la hidratación y la elasticidad de la piel, para tratar el síndrome premenstrual y hasta para solucionar la impotencia masculina
13 de enero de 2015
aceite de onagra propiedades

Onagra, una planta cuyo aceite ofrece numerosas propiedades para la salud | Manuel (CC by 2.0, Flickr)

Antiguamente, los nativos americanos utilizaban la planta de la onagra o prímula (científicamente denominada Oenothera biennis L.) para el tratamiento del asma y la curación de heridas y trastornos de la piel. En la actualidad, las semillas de onagra se someten a presión en frío para obtener un valioso aceite al que se atribuyen numerosas propiedades curativas y terapéuticas.

En el aceite de onagra se encuentra la mayor parte de los principios activos de una planta comestible desde la raíz hasta las hojas. Aunque el aceite de onagra se emplea desde hace miles de años con fines medicinales, se ha descubierto como un gran complemento nutricional y un bálsamo para prevenir la aparición de arrugas prematuras y combatir los síntomas de diversos trastornos.

Aceite de onagra, un aliado para tu salud

Si por algo destaca el aceite de onagra es por su riqueza en ácidos grasos esenciales, entre ellos el ácido linoleico y el ácido gamma-linolénico (GLA). Sobre este último ácido graso poliinsaturado de la familia omega 6 recaen las supuestas propiedades para la salud del aceite de onagra. El ácido gamma-linolénico (GLA) desempeña variadas funciones metabólicas y ayuda a regular diferentes procesos corporales.

El aceite que se extrae de las semillas de onagra tiene múltiples aplicaciones, que van desde el mantenimiento de la elasticidad e hidratación de la piel hasta la mejora de la salud mental y cognitiva. Los consumidores y algunos profesionales de la salud lo relacionan con el alivio de los síntomas del síndrome premenstrual (cefaleas, retención de líquidos, hinchazón de vientre, náuseas, irritabilidad…) y las molestias típicas de la menopausia. De ahí, que la onagra se conozca popularmente como “la planta de la mujer”.

Un complemento nutricional con muchas propiedades

La ingesta por vía oral de este extracto oleoso en forma de cápsulas también se asocia al control de la presión arterial, por su acción vasodilatadora, así como a la reducción del colesterol LDL. Prevenir la caída del cabello y mantener la salud de las uñas son otros de los posibles efectos beneficiosos del aceite de onagra.

Además, se utiliza para solucionar problemas de infertilidad en la mujer y de impotencia masculina. Por sus propiedades antiinflamatorias, se considera que el aceite de onagra puede contribuir a disminuir el dolor de la artritis reumática, y ser útil en la prevención y el tratamiento de enfermedades neuronales como la esclerosis múltiple, la depresión o el alzhéimer.

Se cree que el aceite de onagra puede ayudar a mantener estables los niveles de insulina y, por consiguiente, servir como coadyuvante a la hora de tratar la diabetes. También parece ser un buen aliado para proteger el aparato digestivo y el hígado contra los nocivos efectos del alcohol.

Incluso se dice que el uso de este aceite reporta beneficios en el tratamiento de patologías inflamatorias digestivas como la colitis ulcerosa o la enfermedad de Crohn. No solo podría aprovecharse para prevenir alergias respiratorias y combatir la urticaria, ya que, a nivel tópico, aplicado sobre la piel, resulta un remedio natural frente a la aparición de eccemas, acné, granos y espinillas.

En Muy en forma | ¿Para qué sirve el aceite de onagra?

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.