Aceite de neem

El aceite de neem tiene variadas y múltiples aplicaciones. Se utiliza para hidratar, nutrir y mejorar la apariencia de la piel, así como para fortalecer el cabello. Repele a los mosquitos y elimina piojos y otros parásitos. Además, resulta útil para combatir los herpes y aliviar los síntomas de la psoriasis
30 de octubre de 2015
Etiquetas
aceite de neem

El árbol de neem, del que se extrae su aceite, con muchos beneficios y propiedades medicinales | Wendy C. (CC by 2.0, Flickr)

Desinteresadamente la naturaleza nos regala muchos productos tanto con propiedades terapéuticas como cosméticas. Es el caso del aceite de neem, el cual se emplea desde tiempos inmemoriales en la medicina ayurvédica. ¿Conoces todos sus beneficios para nuestra salud y belleza?

¿Qué es el aceite de neem?

Este aceite vegetal se extrae de las semillas de un árbol originario del sur de la India, el Azadirachta indica, también conocido como neem, nim, lila india o margosa. El aceite de neem se caracteriza por tener un color pardo oscuro y desprender un aroma bastante fuerte, que puede resultar un tanto desagradable. Mientras el extracto y la infusión de sus hojas y flores son para uso interno, el aceite de neem se aplica externamente.

A pesar de que es posible hacer aceite de neem casero, se trata de un proceso laborioso que podríamos evitar echando mano a la mano a la cartera. ¿Dónde se puede comprar este aceite? Está a la venta en herboristerías, tiendas de cosmética natural y marketplaces como Amazon y eBay a un precio que oscila entre los 7 y los 20 euros. Asegúrate de que sea aceite de neem orgánico de primera presión en frío para garantizar así que sus propiedades originales se mantienen intactas.

¿Para qué sirve?

El aceite de neem está especialmente indicado para el cuidado de la piel, a la que hidrata y nutre en profundidad. Se considera útil para calmar el escozor, el dolor y el enrojecimiento de las lesiones que produce la psoriasis. También ayuda a mejorar otras afecciones cutáneas: acné, dermatitis, eccemas

Fortalece el cabello y hace que tenga una apariencia más saludable. ¿Te preocupa la caspa o la caída del pelo? El aceite de neem puede ser el aliado que estabas buscando. No es de extrañar que figure entre los ingredientes de mascarillas capilares, jabones, cremas faciales, dentífricos, exfoliantes y otros productos de belleza.

Propiedades medicinales

Los componentes y principios activos del neem, entre ellos taninos, quercetina, nimbina, sales minerales y ácidos linoléico, oleico y palmítico, le confieren a este aceite numerosas propiedades medicinales. Aparte de capacidad hidratante, antiinflamatoria y analgésica, tiene acción antifúngica, bactericida y vasodilatadora.

El aceite de neem constituye un buen remedio para combatir los herpes e inhibir el crecimiento del hongo Candida albicans. Asimismo, parece ser efectivo a la hora de tratar el pie de atleta. Además, puede acelerar la curación de picaduras de insectos, aliviar los síntomas de la artritis y ser útil en la prevención y el tratamiento de las aftas bucales, las encías inflamadas y sangrantes, la piorrea y la gingivitis.

Aceite de neem, un insecticida natural

Entre las múltiples aplicaciones del aceite de neem están repeler los mosquitos y eliminar piojos, pulgas y otros parásitos. No solo es capaz de ahuyentar a estos bichillos indeseables, impidiendo así que campen a sus anchas por nuestra piel y cuero cabelludo, sino que también ayuda a controlar las plagas de caracoles y babosas que causan estragos en huertos ecológicos y urbanos.

Se trata de una gran alternativa a los insecticidas sintéticos, ya que no afecta a la salud humana y animal. Impide que los insectos se desarrollen y reproduzcan, dando lugar a una muerte natural. Por lo general, las plagas no presentan resistencia al principal componente del aceite de neem, la azadiractina, pero los insectos sí suelen acostumbrarse a los insecticidas tóxicos.

En Muy en forma | Aceite de coco y aceite de borraja

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.