Abdominales funcionales

Con los abdominales funcionales conseguimos fortalecer todos los músculos del tronco y mejorar el control postural
13 de abril de 2013
Etiquetas
abdominales funcionales

Los abdominales funcionales permiten huir de la rutina clásica de ejercicios para el abdomen | Sergeant K.

Con la llegada de los primeros rayos de sol podemos dar el pistoletazo de salida a la primera fase de la “operación bikini”. El deseo de librarnos de los dichosos michelines que se acumulan en la zona abdominal nos impulsa a realizar actividades aeróbicas como hacer footing, montar en bicicleta y saltar a la comba –o simplemente caminar a paso ligero– para mejorar la silueta y lucir más esbeltos en el período estival.

Para tener unos abdominales en forma hay que poner en acción todos los músculos del tronco, y no solo ejercitar los oblicuos de manera aislada. Con el fin de conseguir un vientre plano y marcado es recomendable decantarse por ejercicios de abdominales funcionales en lugar de los clásicos abdominales en el suelo. Con ellos trabajamos la zona abdominal de forma global, fortaleciendo los músculos del tronco y mejorando el control de la postura.

Puedes empezar por ejercicios tan completos como la plancha prono, plancha lateral y los giros de cintura. Para los que aún están algo verdes, nos colocaremos en posición decúbito prono apoyando los codos y las rodillas en el suelo para elevar la zona lumbar. Si estiramos las piernas para usarlas como apoyo, aumentará la intensidad del ejercicio. Podemos elevar las piernas alternativamente con el propósito de que aumente la dificultad del ejercicio.

Los que gozan de una buena condición física pueden eliminar ambos apoyos, procurando mantener alineada la columna, brazos y piernas. Para activar los oblicuos, comenzaremos flexionando las rodillas y usando como apoyo el brazo. De igual modo, extenderemos las piernas para incrementar la intensidad. Al mover los brazos y las piernas en conjunto, o separarlos del cuerpo individualmente, el ejercicio requerirá mayor exigencia postural.

Con los giros de cintura haremos hincapié en los oblicuos internos y externos. Tumbados sobre una colchoneta, llevaremos las manos hacia la rodilla contraria. Procura coger aire y expulsarlo lentamente durante el ejercicio.

Otra opción es usar un fitball como apoyo de los pies mientras sujetas un balón medicinal con los brazos extendidos para realizar giros a ambos lados. O bien, hacer giros en equilibrio moviendo las piernas.

En Muy en forma | Abdominales hipopresivos e isométricos: diferencias y beneficios

2 Comentarios
  1. Roosevelt López
    Publicado el 1 marzo, 2015 a las 14:36 | Enlace

    Deben poner gráficos de como hacerlos, de esta manera nos daremos cuenta la forma correcta de realizarlas…

  2. Zoe
    Publicado el 25 noviembre, 2015 a las 12:42 | Enlace

    A mí me resultan buenísimos los ejercicios de core. Para los ya experimentados, la parte de equilibrio se puede lograr con los pies en el TRX o los codos sobre la pelota (fitball). Son realmente muy buenos y se notan rápido los cambios. No es necesario hacer miles de repeticiones.

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.