5 razones para reducir el consumo de azúcar blanco

El azúcar blanco solo aporta calorías vacías y entraña graves problemas de salud, por lo que se considera totalmente innecesario para el organismo
2 de mayo de 2013
Etiquetas
azucar blanco

El azúcar se esconde en la bollería industrial y otros productos procesados | Robyn L.

Puede que el azúcar resulte delicioso para el paladar, pero ni el organismo lo necesita ni tiene fama de ser beneficioso. La tensión entre partidarios y detractores del azúcar de mesa crece por momentos. Ha llegado a ganarse el calificativo de “droga dura”, dado que ocasiona graves problemas de salud y genera una adicción a menudo indefectible y difícil de detectar.

Consumido con moderación y de manera aislada no entraña problemas, pero el azúcar blanco se oculta en más productos de los que puedes llegar a imaginar: conservas, pan de molde, embutidos, salsas, platos precocinados, productos light, etc.

Más que un alimento, la sacarosa es una sustancia química concentrada que endulza el cielo de la boca y amarga la salud. ¿Sueles añadirle un par de cucharas de azúcar al café o al té? ¿Te cuesta resistirte a comer dulce cada día? Te contaremos los efectos fisiológicos que produce el azúcar blanco o refinado y por qué deberías reducir su consumo al mínimo. Vamos a darte cinco razones de peso para –si no evitar totalmente– reducir el consumo de azúcar, tanto el de mesa como el que se esconde en alimentos procesados:

1. Se relaciona con la obesidad y el sobrepeso

Muchas instituciones gubernamentales están tomando medidas para intentar frenar esta epidemia: en EEUU está prohibida la venta de refrescos de tamaño grande, en Francia han establecido un impuesto especial para las bebidas azucaradas y en Italia estudian subir los impuestos a las bebidas azucaradas.

2. Atenta contra la belleza

Según los expertos, el consumo excesivo de glucosa puede ocasionar flacidez y descolgamiento de la piel y acelerar el envejecimiento de los tejidos.

3. Sustrae nutrientes

Para su asimilación, el azúcar resta al organismo vitaminas del grupo B, calcio y otras sustancias vitales. De hecho, las personas que consumen mucho azúcar tienen dificultades para obtener los nutrientes necesarios a través de otros alimentos.

4. Ocasiona problemas dentales

El consumo excesivo de azúcar se asocia directamente con la caries dental.

5. Genera picos de insulina

El azúcar refinado entra rápido en el torrente sanguíneo, haciendo que el páncreas libere una gran cantidad de insulina. La glucosa acaba convirtiéndose en reservas de grasa. Además de aumentar de peso, entraríamos en una situación de hipoglucemia. Es decir, el cuerpo reaccionaría pidiendo aún más azúcar, de ahí que su efecto adictivo se sitúe a la altura del tabaco y el alcohol.

En Muy en forma | 5 ventajas de la miel sobre el azúcar

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.