4 maneras de cocinar huevos 'light'

Te enseñamos cuatro maneras de cocinar huevos light, todas ellas apetecibles y saludables: cocidos, escalfados, a la plancha y cuajados
27 de enero de 2012
Etiquetas
cocinar huevos light

Es posible cocinar huevos sin recurrir a los calóricos huevos fritos en aceite | El buho que cocina

Nuevamente nos metemos entre los fogones para desvelarte las mejores técnicas sobre cómo preparar huevos sin que aumente su contenido calórico. Los métodos culinarios que te mostraremos a continuación son bastante sencillos pero a la vez muy eficaces. De por sí, el huevo contiene los nueve aminoácidos esenciales, por lo que te aportará proteínas de alto valor biológico. Aunque también podrás complementarlo con hidratos de carbono, así como con vitaminas y minerales procedentes de las verduras.

Para mantener su posición en la tabla alimenticia, el huevo ha tenido que librar más de una batalla. En los últimos años ha sido perseguido, quizás injustamente, al estar relacionado con el aumento del nivel de colesterol en sangre. Para muchos, pese a sus excelentes propiedades nutricionales, se ha acabado convirtiendo en un alimento “tabú”.

Dejando a un lado su polémico pasado, en parte esta creencia surge del desconocimiento. Es decir, muchos dudamos sobre cómo debemos cocinar los huevos para que sean más beneficiosos para la salud. Aquí está clave, que el aporte calórico aumente o se mantenga va a depender del modo en que los cocinemos. 

Sin más preámbulos, os ofrecemos las cuatro mejores técnicas de cocción light, o lo que es lo mismo, los pasos que debemos seguir para cocinar huevos sin sumar más calorías de las estrictamente necesarias.

Huevos cocidos

Sumergiremos los huevos de 10 a 12 minutos en agua. Una vez estén cocidos, los pasaremos de inmediato por agua fría.

Huevos escalfados

También se conocen como “huevos poché”. Cascaremos uno a uno los huevos en un bol y los añadiremos a una olla con agua hirviendo. Se suele añadir un poco de vinagre para que el huevo solidifique antes sin que acabe esparciéndose por el agua. Cuando la clara envuelva por completo a la yema los sacaremos con ayuda de una espumadera.

Huevos a la plancha

Añadiremos unas gotas de aceite en una plancha de cocina. En ningún momento el aceite entrará en contacto con el huevo, ya que justo encima colocaremos un papel antiadherente, de los típicos sulfurizados que se utilizan para hornear. Cascaremos el huevo sobre el mismo; incluso podemos utilizar un molde de aluminio para darle la forma deseada.

Huevos cuajados

Existen diversas maneras de preparar huevos cuajados. Una de ellas consiste en añadir un huevo a un bol, batirlo enérgicamente y llevarlo a la olla vaporera. Otro pasa por cascarlo directamente en una fuente de barro y hornearlo unos minutos. Es un buen método para incorporar aquellas verduras que nos gustan menos, o que tienen un sabor más neutro como las espinacas y las acelgas.

En Muy en forma | ¿Cuántos huevos puedo comer a la semana?